Así reaccionan las principales potencias económicas ante el fantasma de la recesión

Líderes comerciales como Estados Unidos, Alemania, China e incluso México, han tomado medidas atípicas para conservar el balance de sus economías.

El fantasma de la tan temida recesión a niveles insospechados años atrás, ha obligado a las diferentes potencias mundiales como Estados Unidos, Alemania, China e incluso México, a tomar medidas atípicas para conservar el balance de sus economías.

En el caso de EU, primero de la lista que nos ocupa y más por proximidad geográfica, ha sido su presidente Donald Trump, quien en la jornada dijo que su Gobierno está analizando reducir impuestos, pero aclaró que no pretende hacer nada por el momento.

Podrán ser anuncios vinculados a la campaña que el propio mandatario encabeza en pos de su reelección, que lo haya llevado a dar estas declaraciones.

Trump agregó que siempre está analizando un recorte de impuestos sobre las nóminas, algo confirmado por The Washington Post y que a mucha gente le gustaría que se concrete.

En Alemania

El caso de Alemania es más atípico y no menos sorprendente, ya que la nación tiene solidez fiscal para enfrentar una crisis económica futura “con toda la fuerza”, de acuerdo al ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Scholz, insinuó que Berlín podría aprobar hasta 50.000 millones de euros (55.000 millones de dólares) de gasto extra.

Ahora que su economía está al borde de la recesión y los costos del préstamo están en récords mínimos, Alemania se enfrenta a un aumento de la presión en casa y en el exterior para obviar su promesa de buscar presupuestos equilibrados e impulsar la inversión emitiendo nueva deuda.

Durante una conferencia de prensa, Scholz reconoció el debate sobre el gasto financiado con deuda, pero dijo que un estado debe vivir dentro de sus medios en los tiempos de bonanza económica, sobre todo porque esto significa que estará mejor preparado para actuar cuando la situación empeore.

Se espera que el nivel de deuda germano caiga hasta cerca del 58% de la producción económica este año, desde el 60,9% del año previo, lo que lo situaría por debajo del límite de deuda de la Unión Europea del 60% y le daría más flexibilidad en el gasto futuro.

Caso China

El caso de China es más resonante, ya que venimos dando cuenta de la guerra comercial que tiene con EU, con adversas consecuencias para su producción manufacturera.

El anuncio de reformas sustanciales en sus tasas de interés durante el fin de semana ha alimentado las expectativas de una reducción inminente del costo de los préstamos a las empresas en una economía en dificultades, lo que impulsó al alza el precio de las acciones sobre el inicio de la semana.

El Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés) dio a conocer el sábado las esperadas reformas, que buscan reducir el costo de los préstamos y apoyar a los negocios afectados por la debilidad de la demanda interna y la prolongada guerra comercial con Estados Unidos.

Aunque la reforma de las tasas lleva un tiempo en curso, el anuncio se produjo días después de la publicación de datos que mostraron que la economía cayó más bruscamente de lo esperado en julio, planteando dudas sobre la necesidad de estímulos más enérgicos y contundentes.

Los analistas estiman que la nueva tasa de referencia de los préstamos, que entrará en vigor en la jornada, será menor que el actual del 4,31%, si bien están divididos sobre cuánto se reducirán los costos de financiación y la rapidez con la que lo harán.

Panorama local

Y para cerrar el panorama, México, en medio del fragor económico de EU y China, ha enviado señales de austeridad en el gasto público a través del Senado y si bien descarta un aumento de presupuesto para 2020, el panorama para los analistas es “expectante”.

Lo claro es que la situación sobre los ingresos que se requieren para el desenvolvimiento del gasto público federal se vislumbra con graves dificultades en el ámbito nacional.

En este sentido, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, planteó que el equilibrio de los ingresos se percibe tan complicado que el próximo año se podrían ocupar los fondos de estabilización presupuestal.

Quizá no se llegue al extremo de decir que vivimos una crisis de ingresos “pero sí de dificultades que entre todos tenemos que sortear para incrementar los patrimonios de la hacienda federal y de las haciendas locales y municipales”, de acuerdo a Ramírez Cuellar.

En este sentido, desde la Cámara Alta se informó de la creación de una comisión especial encabezada por la diputada Aleida Alavez para iniciar la discusión del proceso y la estrategia para solucionar la crisis de inversiones que existe en los 2,440 municipios del país.

0