Banca impulsa uso de token

La creciente demanda de servicios bancarios ha impulsado a algunas instituciones financieras nacionales a introducir el token, un dispositivo electrónico cuyo objetivo es garantizar mayor seguridad en las transacciones virtuales.

Dispositivo incrementa seguridad para el manejo de transacciones virtuales.
Dispositivo incrementa seguridad para el manejo de transacciones virtuales.

En la actualidad, el uso de esta herramienta es incipiente y, por el momento, se concentra en usuarios corporativos, pero cada vez más es solicitado por cuentahabientes individuales.

Incluso su uso podría evolucionar hasta llegar a utilizarse en teléfonos celulares y ser activado por medio del tacto o lectura de la retina.

¿Qué es el token?

A simple vista, el token se parece a una memoria USB o a la llave de un automóvil, pero en realidad es un dispositivo que muestra en una pantalla de cristal líquido la clave generada por un reloj interno que está sincronizado con un servidor del banco.

Cada minuto, el reloj genera una contraseña diferente mediante un algoritmo o fórmula matemática secreta y privada.

Para obtenerlo es necesario tener una cuenta bancaria registrada en los servicios de banca virtual.

De esa manera, cada vez que el usuario hace una transacción debe ingresar una clave nueva.

Luis Lara, gerente general del Banco Industrial, una de las razones para utilizar el token es evitar fraudes bancarios por medio del robo de claves más conocido como phishing.

Según Lara, este dispositivo es el que más se utiliza en el mundo debido al nivel de seguridad que proporciona.

“Si por alguna razón a algún cliente le roban su clave, existe una ventana de tiempo muy corta para que puedan ingresar a sus cuentas personales”, refirió.

El cliente puede optar a diferentes niveles de seguridad de acuerdo con sus intereses.

Banco Industrial y el Banco de América Central (BAC) ofrecen esta herramienta a sus clientes desde hace un año; G&T Continental lo implementó hace tres meses y Banco Agrícola Mercantil está en el período de pruebas para introducirlo en breve con clientes corporativos, y en seis meses espera masificarlo.

Según la opinión del sector, la vida útil del dispositivo es de entre tres a cinco años.

De momento, la adquisición de este servicio no tiene costo; sin embargo, en el caso del Banco Industrial, si el dispositivo es extraviado, el usuario debe de pagar alrededor de US$70.

Los usos

Édgar Dávila, gerente de Implementación de Sistemas del Grupo Financiero G&T Continental, refirió que el token se puede utilizar para consultar saldos, transferencias al exterior, pagos a terceros como cancelar cuentas a proveedores, transferencias entre cuentas del mismo banco o con las de otras instituciones bancarias, aunque en el último caso tendrá que ver que la plataforma tecnológica del otro banco lo permita.

Este concepto se puede extender para cualquier operación disponible en el portal electrónico, agregó.

Según explica, normalmente se utiliza en el ámbito empresarial cuando se tienen que hacer pagos a terceros como cancelar cuentas a proveedores, transferencias entre cuentas del mismo banco o con las de otras instituciones bancarias, aunque en el último caso tendrá que ver que la plataforma tecnológica del otro banco lo permita.

Luis Fernando Cáceres. gerente de mercadeo del Banco Agromercantil, explicó que la institución que representa ya cuenta con la tecnología para que sus cuentahabientes utilicen tokens.

Posteriormente se incluirá a los usuarios individuales que al igual que los corporativos ya trabajan dentro de la nueva plataforma de banca virtual.

“Este ha sido uno de los pasos más importantes para la seguridad y agilización de las transacciones en el banco”, señaló Cáceres.

Recomendaciones

Los ejecutivos consultados recomendaron guardar el token en un lugar seguro.

Como es usual, en aspectos de seguridad no se debe de responder a correos malintencionados que soliciten información sobre el token.

Ante todo, los ejecutivos subrayaron que el dispositivo es intransferible y solo puede ser utilizado por el dueño de la cuenta.