T-MEC: 3 efectos en México del tratado de libre comercio que firmó con Estados Unidos y Canadá en la cumbre del G20

Después de tensas negociaciones que se extendieron por más de un año, los líderes de Canadá, Estados Unidos y México firmaron este viernes el T-MEC, el acuerdo de libre comercio que reemplaza al TLCAN.

Los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá firmaron el acuerdo el pasado viernes en Buenos Aires. (GETTY IMAGES)
Los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá firmaron el acuerdo el pasado viernes en Buenos Aires. (GETTY IMAGES)

El siguiente paso es que el tratado sea aprobado por los congresos de México, Estados Unidos y Canadá.

El acuerdo fue firmado por Enrique Peña Nieto, Donald Trump y Justin Trudea antes del inicio de la cumbre del G20 en Argentina sin que se resolviera uno de los temas más conflictivos: los aranceles que EE.UU. impuso a las importaciones deacero y aluminio.

Trump anunció en marzo que fijaría aranceles globales del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, y condicionó la posible exención de México y Canadá hasta que se firmara el nuevo tratado.

BBC Mundo te cuenta cuáles son algunos de los posibles efectos en México de este nuevo tratado.

1. Industria automotriz

El acuerdo incluye cambios en las reglas de origen de la industria automotriz.

Con el TLCAN, se exigía que un 62,5% de la producción de un automóvil ligero fuera hecha en alguno de los tres países para tener acceso a aranceles preferenciales. Pero con el T-MEC se elevó al 75%.

“El golpe no es para México”, le dice a BBC Mundo sobre este punto Pablo Ruiz Nápoles, profesor de la Facultad de Economía de la La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las empresas estadounidenses establecidas en México compran actualmente autopartes a fabricantes de China y Corea. Bajo los nuevos términos, tendrían que comprar mayor cantidad de insumos a alguno de los tres países que integran el acuerdo.

Por otro lado, EE.UU. logró que entre un 40% y 45% del automóvil fabricado dentro de los tres países deba ser producido por trabajadores que ganen al menos US$16 por hora.

Esta cláusula pretende incentivar a las empresas estadounidenses para que se instalen en EE.UU.

Si eso ocurre, podría afectar a la creación de empleo en México en este sector. Sin embargo, es un factor aún incierto.

2. Farmacéuticas

En el sector farmacéutico se aumentaron las barreras de acceso a los medicamentos genéricos y biocomparables.
En la práctica, las farmacéuticas mexicanas quedan más protegidas en relación a la competencia que supone el ingreso de medicamentos genéricos.

De este modo, se mantiene (o incluso podría encarecerse) el precio final para los consumidores, puesto que los genéricos suelen ser más baratos que los medicamentos de marca.

3. Derechos laborales

El nuevo tratado contempla un anexo en el que los tres países se comprometen a adoptar y cumplir normas y prácticas laborales conforme a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo.

Sin embargo, no está claro cómo ese compromiso se va a traducir en acciones concretas.

Hay ciertas disposiciones que México deberá cumplir antes del 1 de enero de 2019, como establecer en sus leyes laborales el derecho de los trabajadores a participar en actividades de negociación colectiva y crear organismos independientes para el registro de elecciones sindicales.

¿Novedades?

Mientras el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto expresó su satisfacción con las condiciones acordadas entre los tres países, voces críticas aseguran que en realidad el nuevo pacto no contiene muchas novedades.

“No veo aspectos nuevos que sean beneficiosos para los mexicanos. Algo positivo es que salvamos cosas que en el TLCAN nos beneficiaban y que Trump quería eliminar”, afirma el economista Ruiz Nápoles.

En el sector energético, “no hay mayores cambios en telecomunicaciones o la industria petrolera”, afirma.

Lo mismo ocurre con la agricultura, explica, dado que “Estados Unidos podrá seguir vendiendo el maíz a un precio más bajo porque está subsidiado”.

En otra área, el tratado incorpora una cláusula que establece que los integrantes del pacto deben informar a los otros miembros sobre sus intenciones de iniciar un tratado de libre comercio con algún país que no opere bajo condiciones de libre mercado.

El acuerdo contempla que cualquiera de las tres partes implicadas puederescindir el tratado en caso de que uno de los integrantes no cumpla con esta cláusula.

Analistas apuntan a que esta condición podría haber sidoimpulsada por EE.UU. para restringir acuerdos con países como China, si bien no fue reconocido oficialmente por ninguno de los países firmantes.