Coronavirus: ¿Cuánto quitará el covid-19 al PIB de Guatemala este año?

Al igual que otros países de la región que llevan a cabo modificaciones repentinas de su política fiscal –obligados por la emergencia del coronavirus–, Guatemala deberá apartar una buena parte de los recursos públicos como respuesta a la pandemia.

Esa respuesta se verá en áreas como el fortalecimiento de salud, adquisición de medicamentos, equipos e insumos, así como los diferentes programas de apoyo social a personas vulnerables y micro, pequeñas y medianas empresas.

Puntualmente, Guatemala destinará 3.6% del producto interno bruto (PIB) para enfrentar la crisis sanitaria del coronavirus, lo que equivale a unos Q19 mil 800 millones en el 2020.

Tal como ha ocurrido en otras latitudes donde ha golpeado el coronavirus, los Gobiernos han destinado sus baterías fiscales en esos sectores, destinando o reorientando gasto, en su mayoría con la adquisición de deuda pública.

Estructura

Para el caso de Guatemala el Congreso aprobó el decreto 12-2020 “Ley de Emergencia para proteger a los guatemaltecos de los efectos causados por la Pandemia Coronavirus Covid-19”, en abril último, el cual dispone una ampliación presupuestaria de Q3 mil 667 millones, que será financiada con dos préstamos externos.

Además, el decreto 13-2020, “Ley de Rescate Económico a las Familias por los Efectos Causados por el Covid-19”, y tiene el propósito de compensar el impacto económico de las medidas sanitarias que se adoptaron para contener la propagación por un monto de Q11 mil millones.

Finalmente, el decreto 20-2020 que trata de una ampliación presupuestaria por Q5 mil 138.9 millones para viabilizar los diversos compromisos de gasto asumidos por la anterior administración, y la movilización de recursos adicionales para brindar respuesta por el estado de Calamidad.

Estas medidas alcanzan los Q19 mil 800 millones y representará 3.6% de estímulo fiscal -que es adicional-.

El déficit fiscal que se había proyectado para 2020 era 2.4%, que es el mismo del 2019 por la no aprobación del presupuesto, pero a raíz de la emergencia se proyecta que se eleve a 6%, es decir, unos Q35 mil millones.

Los gobiernos centroamericanos han priorizado la entrega de alimentos a las familias afectadas por el coronavirus como medidas de apoyo social. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Bonos

Los Q11 mil millones financiaran los principales programas de apoyo social por la emergencia los cuales empezaron a ejecutarse, pero se espera que en los siguientes días sea masiva.

El programa Bono Familia tendrá una asignación de Q6 mil millones para cubrir a dos millones de hogares, por un subsidio de Q1 mil por tres meses; el Fondo de Crédito de Capital de Trabajo, Q2 mil 700 millones, con un impacto de 240 mil hogares y la entrega de 60 mil préstamos, y el Fondo de Protección de Empleo con Q2 mil millones para cubrir 300 mil hogares con Q75 diarios, según el Ministerio de Finanzas.

“Este estimulo vendrá a dinamizar a la economía”, calificó el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, al ser consultado.

Secuencia

Al igual que otros países de la región y República Dominicana hay destinado entre 1 y 3.25% del PIB para atender la emergencia sanitaria con la implementación de diferentes medidas, según un informe del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Las principales prácticas adoptadas por las autoridades son subsidios económicos directos a las personas afectadas y consideradas como vulnerables, dotación de alimentos, adquisición de insumos y equipos medios y la constitución de fondos para incentivar préstamos y créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas, sobre todo de sectores como construcción, comercio, hoteles y restaurantes, intermediación financiera transporte, intermediación financiera, hoteles, restaurantes, agencias de viaje y servicios de entretenimiento.

Los gobiernos han recurrido a acciones de política para enfrentar la emergencia coronavirus, mediante la implementación de políticas monetarias y fiscales para atender la crisis, señala el documento del BCIE.

Así enfrenta Centroamérica al coronavirus

Aunque no existe un modelo en los países, la mayoría de las acciones que se han desarrollado están respondiendo a una misma línea de trabajo, en las áreas económicas, fiscales y monetarias.

El Salvador 

El Salvador implementó medidas como aumento del salario para los trabajadores del sistema de salud, un subsidio único de 60% de los hogares o la suspensión de pagos de servicios públicos por tres meses.

Además, la eliminación temporal de aranceles a importaciones esenciales de alimentos y medicamentos, la extensión de tres meses para el pago del impuesto sobre la renta para las empresas turísticas con un ingreso imponible menor a US$25 mil y la exención de tres meses del pago del impuesto especial al turismo a todas las empresas de dicho sector.

Honduras

En Honduras el paquete de gastos para enfrentar el coronavirus es de alrededor del 0.6% del PIB en la compra de insumos médicos, hospitales temporales, contratación de personal de salud adicional y la dotación de alimentos para 800 mil familias.

Por otro lado la Ley de Rescate Económico de Honduras difiere el pago de impuestos y prestaciones sociales al segundo semestre del 2020 en apoyo a las Mipymes y otorga un descuento del 10% del impuesto sobre la renta a empresas que mantengan el nivel de empleo previo a la crisis; así como beneficios de desempleo a trabajadores formales -que representa aproximadamente 0.3% del PIB-, así como la aprobación de una ley que incrementa el gasto en infraestructura de salud por 1.6% del PIB.

Nicaragua

El Banco Central de Nicaragua redujo la tasa de interés de referencia en 75 puntos base, y la tasa para la ventanilla de depósitos monetarios en 60 puntos base.

Costa Rica

Costa Rica aplicó una moratoria de tres meses de los impuestos al valor agregado y sobre la renta, cobros en aduanas y seguridad social, así como la una moratoria de cuatro meses al impuesto de turismo a las empresas del sector.

También un subsidio a 375 mil hogares en situación de vulnerabilidad y la suspensión de aumentos salariales para reorientar recursos a la crisis.

Panamá

En Panamá, el paquete de medidas fiscales equivale al 3.25% del PIB, e incluye la construcción de un nuevo hospital, compra de insumos médicos, material educativo, subsidio a empleados informales, propietarios de micro y pequeñas empresas y la extensión de fechas para liquidación de impuestos.

República Dominicana

República Dominicana aprobó un paquete fiscal por 2.5% del PIB, priorizando un mayor gasto en salud, la entrega de un subsidio monetario mensual a 811 mil familias, pago a trabajadores afectados por la emergencia hasta US$153 -Q1 mil 178- por dos meses y la extensión de fechas para el pago de impuestos.