Deuda paga deuda: Reactivación para el 2021 destinaría 63% en obras financiadas con bonos

El proyecto del presupuesto 2021 contempla un capítulo de reactivación económica para mitigar los estragos de la pandemia en Guatemala. Son Q4 mil 560 millones que serán financiados por bonos del Tesoro. Las obras planteadas carecen de estudios técnicos o de ingeniería, reconoció, en el Congreso, el Ministro de Comunicaciones.

El CIV plantea cinco obras de infraestructura para 2021 con una inversión de Q2 mil 882 millones en el presupuesto en el apartado de reactivación económica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El CIV plantea cinco obras de infraestructura para 2021 con una inversión de Q2 mil 882 millones en el presupuesto en el apartado de reactivación económica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El Ministerio de Finanzas incluyó un apartado adicional relacionado a programas de infraestructura para estimular la economía en siete programas específicos que serán ejecutados por varias carteras. La fuente de financiamiento será por medio de la emisión de bonos.

Para el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) se han asignado Q2 mil 882 millones, que representa el 63% para la ejecución de cinco obras, que serían multianuales.

Algunas de las dudas que se plantearon durante una citación con los ministros de Finanzas, Álvaro González Ricci y Josué Lemus Cifuentes, del CIV, fueron sobre la posible capacidad de ejecución, avanzar en las obras y el riesgo que ese dinero no ejecutado se pueda dirigir al fondo común, según lo expuesto por diputados.

Para 2021, la propuesta de emisión de bonos del Tesoro —deuda bonificada— es de Q29 mil 284 millones.

Sin soporte técnico

El diputado Carlos Barreda —UNE— señaló que los proyectos de inversión en infraestructura planteados como reactivación económica en el presupuesto 2021 tanto del CIV, como de los Ministerios de Salud y Ministerio de Agricultura —sistemas de riego y estructuras de conservación de suelos—, no cuentan con estudios técnicos.

La estructura de un proyecto de inversión debe contar con un estudio técnico, para publicar las bases de licitación y luego la recepción de ofertas y adjudicación.

El ministro González Ricci aseguró que así fueron trasladados los proyectos en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) que está a cargo de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan).

“Nosotros recibimos la solicitud del CIV de los proyectos que identificaron para generar la reactivación económica y social; se recibió el SNIP respectivo para hacer el ejercicio de presupuesto. Claramente si el ministro Lemus Cifuentes incluyó estos proyectos debe tener una hoja de ruta para que la multianualidad se lleve a cabo”, precisó.

En el Ministerio de Salud la idea es ejecutar lo antes posible para la construcción de varios hospitales, en los cuales aún se están terminando los procesos de licitación.

González Ricci manifestó que la única documentación que respalda los proyectos de Comunicaciones es el SNIP, que se incluyeron dentro del plan de gasto para el siguiente año.

El diputado Barreda remarcó que al no contarse con los estudios técnicos de las obras que son multianuales, para que en enero del próximo año se puedan trabajar con las bases de licitación, recibir las ofertas y que arranquen la primera fase, difícilmente se podrá ejecutar.

“Lo poco que hemos indagado es que no están los estudios para estos proyectos y se tendrán que realizar. Uno de los problemas es que se piden y trasladan los recursos del presupuesto sin que existan los análisis técnicos en Finanzas o en el ministerio responsable de las obras”, enfatizó el legislador.

En el proyecto de presupuesto se incluye el proyecto construcción puente Belice 2 con una inversión estimada de Q190 millones para 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Proyecciones estimadas

Durante la citación, el ministro Lemus Cifuentes expresó que se plantearon cinco grandes proyectos de infraestructura que están en proceso de estudios con una proyección estimada, pero hace falta completar los detalles de ingeniería.

Dijo que los resultados de los estudios estarán listos en diciembre.

Las obras que se plantearon como reactivación económica en el CIV que suma Q2 mil 882 millones, se distribuyen en el proyecto del presupuesto así:

  • Litoral del Sur: Q600 millones
  • Implicación a cuatro carriles anillo C-50:  Q1,580 millones
  • Construcción muelle Puerto El Arenal: Q400 millones
  • Ruta exprés metropolitana: Q112 millones
  • Puente Belice 2:  Q190 millones

El ministro expuso en la citación que para la construcción del Puente Belice 2 la obra podría costar hasta Q380 millones y ya existe un estudio previo de su costo aproximado, en la cual se puede levantar un evento de ofertas e incluir anexos.

Confirmó que los estudios para el Puente Belice 2 y la ruta exprés metropolitana, la municipalidad de Guatemala está trabajando los estudios, que serán presentados en diciembre.

El arco sur del anillo metropolitano conectaría desde Sanarate, Sansare, Jalapa, Mataquescuintla y Escuintla, que según el ministro Lemus Cifuentes, aliviaría el tránsito en la Ciudad de Guatemala, del tránsito pesado que va de puerto a puerto.

Mientras en la carretera del Litoral del Sur hay un potencial, con la activación del Puerto de Champerico en Retalhuleu, con la Empresa Portuaria Quetzal y la construcción del aeropuerto de carga, se crearía un polo de desarrollo, añadió el ministro.

Barreda cuestionó a Lemus Cifuentes que no se cuentan con los análisis respectivos.

En todo caso, dijo Barreda, se estaría presentando una solicitud para que de los Q4 mil 500 millones de bonos que se plantean en el capítulo de reactivación, se rebaje a Q2 mil millones en las discusiones que se llevan a cabo en la Comisión de Finanzas.

Ejemplo del libramiento

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana (AC), manifestó que mucha de la obra pública y las adquisiciones en general se hacen con cero planificaciones, tanto estratégica de mediano y largo plazo que forme parte de un plan maestro de desarrollo de infraestructura; por ejemplo, estudios técnicos puntuales y específicos para cada obra.

Recordó que el mejor ejemplo de no contar con esa información y las consecuencias que conlleva es el libramiento de Chimaltenango, que ahí el CIV, autorizó la obra, sin contar con los estudios, ni los diseños.

Otro caso, citó el analista, fue el fracaso en el Puerto de Champerico en los gobiernos de Óscar Berger y Álvaro Colom, que hubo una inversión superior a los Q300 millones que implicaba un puerto artesanal, un complejo de desarrollo turístico y se perdió porque el proyecto no funcionó.

“Con obras delicadas como estas, no solo es problema de estudios sino los impactos sociales y ambientales que eso causa. Estas obras estarían destinadas al fracaso o que no se concluyan al tiempo estipulado, no tengan el impacto económico y social deseado y que no respondan a la calidad esperada. Pareciera que el Gobierno tiene la intensión de adjudicar obras a financistas de campaña”, resaltó Flores.