Países no aprovechan baja de crudo

Los países del Istmo no han aprovechado la drástica baja de precio del petróleo  y sus derivados, y el fuerte dinamismo de la economía de Estados Unidos, dijo ayer Mario Garza, representante regional para Centroamérica, Panamá y República Dominicana del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mario Garza.<br _mce_bogus="1"/>
Mario Garza.

 “Hay un empuje externo para las economías, pero se está creciendo a una tasa similar del 2014”, afirmó ayer el diplomático durante el Foro Económico Regional que organizó la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG). Garza explicó que  hay cuellos de botella importantes que frenan el crecimiento económico   como   infraestructura y falta de inversión en  capital humano. 

“Los países tienen que eliminar esos obstáculos  por medio de inversión en infraestructura física, social y mejorar el clima de inversión como reducir los costos en  seguridad e impulsar la inversión en educación y salud”, añadió.   Garza destacó que la región pasa por un momento favorable; sin embargo, algunas naciones enfrentan problemas de ingresos fiscales por la reducción del valor  del   crudo.

En los últimos seis mese el precio del barril de petróleo ha reportado una disminución acumulada de al menos US$50.

La cotización de cierre de  ayer  fue de US$44.53.    

Impulso 

Garza refirió que uno de los impactos positivos por  la disminución del crudo  para los países es que eleva el monto de los ingresos para los agentes económicos y disminuye los costos de producción. Dependiendo la nación, agregó el delegado del FMI,  la disminución de petróleo podrá subir entre 0.2% y 0.4 % el PIB porque habrá más ingreso y rendimiento por la caída de precios de las gasolinas.  

La balanza comercial en el rubro de  las importaciones de los derivados del petróleo también será positiva para la región entre el 2 y 5% del PIB, lo que significa que habrá más ingreso disponible,   refirió.

Óscar Monterroso, gerente económico del Banco de Guatemala, comentó que es razonable ese indicador para las naciones centroamericanas. Comentó que en el caso de Estados Unidos, la disminución de los derivados del petróleo se calcula que estaría elevando entre 0.3 y 0.7% el PIB. 

“La baja del petróleo está generando  un margen factible que se puede dedicarse a bienes durables y no durables”, manifestó el técnico. Sergio de la Torre, ministro de Economía, dijo esta semana  que el PIB  podría crecer hasta 4.5% en 2015, mayor al 3.5% y 4.1% previsto en la política económica.

Vientos positivos

Centroamérica tendrá signos vigorosos en el 2015 

El FMI  pronostica  que Panamá, República Dominicana y Nicaragua tendrán  crecimientos  positivos, derivados de la   atracción de inversión  en turismo e infraestructura. 

El indicador  para esos países  se sitúa arriba del 4.5%.   Costa Rica,  Guatemala y Honduras reportarán un crecimiento medio; o sea, alrededor del 4%. 

El Salvador   crecerá en 2% este año. El desempeño  de los países de la región se verá influenciado por el comportamiento de Estados Unidos.