EE.UU. entrega ayuda adicional de US$9 mil 500 millones para aerolíneas

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó este sábado que ha empezado a distribuir una ayuda adicional de US$9 mil 500 millones a aerolíneas del país para pagar los salarios de sus empleados, dentro del paquete de estímulo aprobado el mes pasado por el Congreso.

Publicado el
Miles de vuelos se han cancelado debido a las restricciones de vuelos.
Miles de vuelos se han cancelado debido a las restricciones de vuelos.

Entre los beneficiados están ocho grandes aerolíneas y otras 29 más pequeñas, todas ellas de transporte de pasajeros.  Mediante un comunicado, el Tesoro señaló que con esta ayuda adicional ascienden ya a 12 mil 400 millones de dólares los pagos “iniciales” hechos a un total de 93 aerolíneas nacionales, y agregó que continuará con otros pagos de manera continuada.  Esos fondos  deben ir destinados a sufragar los sueldos de los empleados.

Por otro lado, el Tesoro apuntó que ha determinado que las líneas aéreas de transporte de mercancías recibirán US$50 millones de dólares “o menos” en apoyo a las nóminas de sus trabajadores, mientras que se destinarán unos 37,5 millones a los contratistas del sector.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo en la nota que su departamento “está completamente comprometido con el reparto de ayuda al pueblo estadounidense y en apoyo de la economía”.  La asistencia será para preservar la industria de la aviación y asistir a negocios “vitales para mantener la seguridad nacional”, subrayó.

El pasado 27 de marzo, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó  el mayor paquete de estímulo económico de la historia del país, por valor de más de US$2 mil millones con el objetivo de contener el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

Uno de los elementos más disputados de ese paquete, aprobado por el Congreso, fue el fondo de US$500 mil millones en préstamos para empresas en dificultades, como los sectores de las aerolíneas, el hotelero o el de los cruceros, ya que la Casa Blanca y los republicanos querían que fuese administrado exclusivamente por el Tesoro.

Tras la oposición de los demócratas, finalmente estará sujeto a la supervisión de un inspector independiente y conlleva condiciones como limitar el salario de los ejecutivos, así como la prohibición de que se usen los fondos de rescate para la recompra de acciones.

Según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins, al 25 de abril, la pandemia de coronavirus se ha cobrado las vidas de 52 mil 063 personas en EE.UU., donde hay 907 mil 096 casos detectados.

En Europa, Air France, prevé crisis de dos años

El consejero delegado (CEO) del grupo Air France-KLM, Benjamin Smith, consideró este sábado 25 de abril que la vuelta a la normalidad de la actividad aérea tras la crisis del coronavirus tardará “al menos dos años” y que durante “mucho tiempo” presentará una oferta reducida de vuelos.

“En la actualidad,  Air France solo es entre un 2 y 3 % del programa normal de abril”, indicó en una entrevista en el diario económico “Les Échos”, donde calificó de difícil ese retorno a los niveles habituales “antes de dos años, puede incluso que más”.
“Debemos esperar a la reapertura de las fronteras europeas, posiblemente hacia finales del verano, para poder relanzar nuestro programa de largo recorrido, que se resume de momento a algunos vuelos de repatriación y carga. Será necesaria también la reapertura de las fronteras de países importantes para nosotros, como Estados Unidos”, dijo.

Smith añadió que “durante mucho tiempo” deberán reducir la frecuencia de sus trayectos. Recalcó, no obstante, que en destinos destacados como Tokio, Los Ángeles o Nueva York tienen flexibilidad para adaptarse y mantener los vuelos diarios, por ejemplo mediante el reemplazo de los A380 por aparatos que transporten menos pasajeros.

El directivo admitió que aunque muchas empresas no resistirán la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, su prioridad es consolidar la posición de Air France en el mercado francés, “que todavía ofrece importantes posibilidades”, y convertir su filial regional HOP! en una compañía rentable.

Smith consideró que los préstamos bancarios y del Estado francés por valor de 7.000 millones de euros anunciados este viernes les otorgan los medios de atravesar el periodo más difícil estos próximos meses, durante los cuales la liquidez corría el riesgo de alcanzar un nivel “crítico”.

Esa cifra les facilitará igualmente el cumplimiento de su plan de transformación, presentado en noviembre.
“Debemos hacer que esta crisis sea la ocasión de hacer reformas estructurales que algunos competidores ya han hecho”, dijo Smith sobre una hoja de ruta que se ha marcado reducir un 50 % sus emisiones para 2030, proseguir la renovación de su flota y utilizar en la medida de lo posible biocarburantes.

El CEO se comprometió a que el impacto social de la transformación de Air France y de una caída duradera de la actividad “sea el mínimo posible”.
“Somos una empresa responsable y nuestros trabajadores son nuestro principal activo. Lo último que queremos es perderlo”, señaló en “Les Échos”, donde destacó que se barajan planes de salida voluntarios en un primer momento y de formación y cambios para los que se queden.