Espacios Compartidos: Una herramienta para emprender

Merce Aycinena, Mariana Recinos y Ernesto Morales son los fundadores de Qúid, un lugar donde se ofrece alquiler de tiempos compartidos para profesionales y emprendedores que estén empezando un negocio o bien necesitan un lugar para poder trabajar proyectos personales.

Publicado el
Es el epicentro donde surgen las ideas, un espacio donde pueden compartir y convivir distintos profesionales.
Es el epicentro donde surgen las ideas, un espacio donde pueden compartir y convivir distintos profesionales.

El concepto del negocio se basa en la co-creación, que significa un proceso social, activo y creativo, basado en una colaboración entre emprendedores y potenciales clientes.

“Es un nuevo estilo de trabajo”, dice Morales, quien asegura que no se trata de una incubadora de negocios, sino de brindar un espacio alejado de un ambiente corporativo con un espacio cómodo y casual donde varias personas comparten espacios de trabajo y servicios básicos.

“Un punto de encuentro donde surgen ideas y se materializan sueños”, destaca Morales.

Los emprendedores relatan que el haber estudiado en el extranjero les abrió los ojos a poder aplicar aquellos espacios de coworking que experimentaron al estar fuera del país.


Tras retornar hace dos años y medio, se dieron cuenta de que este tipo de espacios no existían en Guatemala y decidieron invertir cada uno un pequeño capital y buscar un espacio adecuado a lo que necesitaban.

Relatan que en el 2013 encontraron un lugar en los alrededores de Cuatro Grados Norte, en la zona 4 de la Ciudad de Guatemala.

“Encontramos el lugar bastante solitario y abandonado. Sin embargo, vimos su potencial y decidimos tomar esta bodega y renovarla”, relata Morales.

Recinos y Morales, ambos arquitectos, y Aycinena, como diseñadora, hicieron la combinación perfecta y como equipo empezaron a juntar muebles de sus propios hogares y crearon otros de material reciclado.

Un día o un mes

Las personas interesadas en poder tener un espacio en el Qüid deben adquirir una membresía.

Pueden optar desde una estadía de cinco días o bien un tiempo completo.

Los cinco días a los que le llaman “gotero” tiene un costo de Q300; por 10 días deben cancelar Q500 y por 20 días son Q790.

La membresía incluye el acceso 24 horas al local, espacio de trabajo, servicios básicos, agua y café ilimitado, señal de internet, cocina y lo más importante: los nuevos contactos que surgen de la estadía en el Qüid.

La capacidad del local es de 32 personas de manera simultánea y los fundadores explican que de manera eventual realizan talleres, exposiciones, charlas de diferentes temas de negocios y mercadeo, que aporten conocimiento a los inquilinos.