5 errores que cometí en un concurso de emprendimiento (y cómo corregirlos)

Emprender es una experiencia que algunos pueden percibir como una aventura de principio a fin, asumiendo las dificultades y fracasos como parte del camino.

Al momento que los emprendedores realicen un pitch, deben transmitir seguridad y firmeza. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Al momento que los emprendedores realicen un pitch, deben transmitir seguridad y firmeza. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Para otros, en cambio, la aventura se torna gris cuando descubren a su paso el mercado tan basto que difiere con la oferta y la demanda.

Para ese primer recorrido en el mundo de los negocios, las plataformas e incubadoras de emprendimiento se han convertido en ejes vitales en el desarrollo de procesos, pues reúnen el expertise de profesionales en diferentes ramas, que encauzan el trabajo en conjunto para estructurar estrategias eficientes.

Empréndete Guate es una plataforma creada por un grupo de líderes emprendedores con amplia trayectoria en diferentes ámbitos de negocio y que cuenta con el apoyo de empresas aliadas como BAC y Claro.

En su primera edición en 2019, recibió más de 400 ideas y acompañó a más de 50 emprendedores seleccionados a través de una capacitación intensiva, la cual culminó tres meses después con el Encuentro Nacional de Pymes y Emprendedores, en el que se reunieron más de 700 asistentes, entre emprendedores y pymes, cierre en el cual también se reconocieron con un premio monetario los proyectos de cinco emprendedores participantes.

El grado de aceptación que tuvo la convocatoria, le permitió al comité directivo supervisar y establecer parámetros comparativos sobre los criterios, deficiencias y aciertos que debe tomar en cuenta un emprendedor al momento de participar en las plataformas.

El análisis de resultados lanzó puntos de coincidencia en cinco errores comunes que muchas veces se ignoran al iniciar un proceso formal de emprendimiento o al postularse a plataformas de negocio:

1. Confusión al categorizar su emprendimiento

Es importante determinar a qué categoría pertenece el producto/servicio del emprendimiento. A veces una clasificación errónea puede dejarlos fuera de la competencia. Este punto es más amplio si consideramos que el emprendedor debe estar claro en el tipo de producto/servicio que ofrece, a quién lo dirige, el mercado y su competencia, pues su valor diferenciador estará en un “juego constante” con estos elementos.

2. No tener un business plan estructurado

Si un emprendedor tiene una buena idea de negocio, lo próximo en lo que debe pensar es en desarrollar los objetivos del negocio y el público al que se dirigirá. En internet existen muchos ejemplos para armar un business plan, como el ofrecido en Canva, el cual ayudará a clarificar los diferentes puntos de los proyectos.

3. Temor al plagio de ideas

Antes de participar, investigue. Es comprensible que muchos emprendedores al concursar en plataformas que impulsan emprendimientos sientan desconfianza y miedo a que roben sus ideas. Esto es fácil de solucionar al hacer una buena búsqueda en internet de la plataforma en la que se desea aplicar, estas deben contar con procesos claros que aseguren la privacidad y propiedad de las ideas. Regularmente hay una cláusula de permiso para

comunicar, mas no implica el perder la propiedad de la idea. También pueden buscar en las redes sociales de quienes promueven estas iniciativas para leer los comentarios de usuarios y tener más clara su decisión.

4. No revisar con detenimiento las bases de participación

Al registrarse en plataformas para participar es esencial leer con detenimiento los requerimientos, para evitar ser descalificado, a veces un mínimo error puede marcar la diferencia entre pasar o no a una siguiente fase. Se recomienda que, si los emprendedores tienen dudas para el proceso, puedan preguntar sin temor, ya que las plataformas están abiertas a responder todo tipo de consultas; nunca se debe olvidar que son aliadas y su fin es apoyar.

5. Inseguridad

Al momento que los emprendedores realicen un pitch, deben transmitir seguridad y firmeza, tanto de su proyecto como de las propias capacidades. El emprendedor debe prepararse con antelación para manejar por completo el tema. Para muchos puede ser difícil exponer su proyecto, pero la confianza y bases que tengan para defender su idea será el mejor reflejo para que otros vean en su propuesta una oportunidad en puerta.

Un plan de emprendimiento se visualiza a largo plazo, los emprendedores deben capacitarse y actualizarse continuamente; el conocimiento les augura estar preparados para cualquier eventualidad.

Las plataformas como Empréndete Guate están orientadas, en parte, a acompañar en el proceso de desarrollo de capacidades y conocimientos empresariales y a resolver consultas, acompañando a los emprendedores en áreas como finanzas, marketing, administración, venta, comercial y temas legales.

Por ejemplo, en sus inicios, algunos emprendedores pueden confundir una patente de comercio con una patente de registro de propiedad, y esto es comprensible, pues son procesos y permisos que se aprenden en la práctica y con el acompañamiento.

Empréndete Guate

Actualmente está abierta la convocatoria para la segunda edición de Empréndete Guate y los participantes tienen hasta el 31 de mayo para inscribirse.

Empréndete Guate brindará a los participantes un acompañamiento de tres meses denominado “La Ruta del Emprendedor”, impartido por su socio académico, la Universidad Rafael Landívar, donde podrán acceder a herramientas valiosas para el correcto desarrollo de su propuesta y así poderlo escalar.

Emprendedores como Karla Ruiz Cofiño, Eliza Zaczkowski, Harris Whitbeck, Sofía Hegel, Marité Río Nevado, Julio González, forman parte del comité central que impulsa este proyecto y comparten su experiencia y darán el rumbo al proceso de creación, adaptación e innovación para responder a los desafíos actuales.

Para mayor información pueden ingresar a www.emprendete.gt y las redes sociales de Facebook: Empréndete Guatemala, Instragram: emprendeteguate.