Opinión

Ideas que cambiarán el rumbo del juego

Yesid Barrera

Yesid Barrera

Trabajar siempre produce resultados o poseer un título es vital para la organización son paradigmas que ya pasaron de moda.

A muchos de los especialistas o técnicos les falta disposición y por ende pasión, y eso no se adquiere en ninguna universidad. Google, Apple e IBM, entre otras, no solicitan títulos universitarios. Es necesario cambiar la idea de que trabajar es dar batallas, ir a la guerra y sufrir. Las empresas de nueva generación han descubierto el placer de sus colaboradores.

Compañías que dedican gran parte de su energía a intentar que las personas hagan aquello para lo que se les contrató, con porcentajes importantes del tiempo consagrados a resolver los conflictos y planillas de supervisores que intentan disciplina, cumplimiento, trabajo coordinado y construcción de equipos para llegar a la meta, tienen el paradigma de encontrar culpables. Las que cambiaron el juego avanzan a otro ritmo.

Algunas de las preguntas que deben hacerse las organizaciones son las siguientes: “En las condiciones actuales, ¿cuál es el tiempo de permanencia en el mercado?, con el tipo de colaboradores que tiene ¿logrará indicadores de crecimiento?, ¿cómo cree que podrá mantener los clientes actuales y fidelizar nuevos?, ¿cree usted que si encuentra al culpable y lo despide resuelve el problema?”.

La necesidad de hacer las preguntas es muy sencilla; puede que el sueño de Henry Ford, esté cambiando abruptamente, ahora cuatro llantas y una carrocería, dejan de ser el medio de transporte con el que convivimos el último siglo. Uber llegó y revolucionó el transporte, pero esa no es la novedad, ahora vienen los autónomos, que impactarán todas las industrias que fueron creadas para productos en plena transición, puede que usted esté en una de ellas y no ha reaccionado, ejemplos: autopartes, seguros, parqueos, tipo de ciudad.

Pareciera ser que en el mundo del dinero, aquella billetera con efectivo que acostumbramos cargar ya tenía suficiente con la tarjeta de crédito y la transacción, pero Paypal no es la novedad, es la tecnología Blockchain. La hotelería dejó de ser ese conglomerado de edificios con habitaciones y se transformó en un mundo donde sus gestores no tienen propiedades y venden habitaciones en todo el mundo y a la hora que el cliente decida comprar.

El paradigma de los combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas natural está siendo superado por la nueva fuente de energía solar.

En todos los campos se hace necesario mudar de aires, eso incluye a los profesionales independientes; enfermeras, médicos con Tricorder (software que revoluciona la medicina), ingenieros, arquitectos, o abogados, estos últimos, hoy se encuentran con clientes que utilizan herramientas como el software de IBM-Watson, que es un asesor jurídico al instante.

Terminó el tiempo y la búsqueda de culpables, la idea es que se replantee el tipo de colaborador que necesita, no contrate gente en la que no confía, no busque trabajadores, encuentre apasionados.

* yesid@rybsideas.com