Gobierno analiza subir impuestos a gasolinas

Incrementar la base imponible que se aplica en la actualidad al impuesto sobre distribución de petróleo y sus derivados (IDP) es la más reciente propuesta del Ministerio de Finanzas y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para subir la recaudación fiscal este año.

La baja de precios ha estimulado el consumo y según el Ministerio de Energía y Minas, este ha tenido un comportamiento de entre 85 y 12% más. (Foto Prensa Libre: Archivo).
La baja de precios ha estimulado el consumo y según el Ministerio de Energía y Minas, este ha tenido un comportamiento de entre 85 y 12% más. (Foto Prensa Libre: Archivo).

La iniciativa surge días después de que la Corte de Constitucionalidad (CC) suspendió temporalmente un tributo de Q5 a la telefonía, el cual reportaría unos Q1 mil 344 millones al fisco.

La medida, según el superintendente  en funciones de la SAT, Omar Franco, responde   a la baja del  precio del  barril de petróleo a escala internacional, lo  que ha impactado fuertemente  en los ingresos fiscales respecto  del IVA al consumo final  y por   la variación en el tipo de cambio.

“La parte impositiva que se aplica al pago de impuestos por galón —3.7 litros— de gasolina   se está analizando, porque el precio    está entre los Q20, cuando en el último trimestre del 2013 era de Q36”, señaló Franco.

Eso significa que  la SAT recaudaba Q3.85 de IVA por galón de gasolina cuando el precio en bomba era de Q36. Ahora, con un costo de Q21.10 por galón de  súper,  se capta  Q1.85.  

El funcionario explicó que es  un análisis que se está haciendo,   ya que en el presupuesto para el 2015 se planteó un precio de referencia del petróleo de US$106,   con una banda de variación estrecha. Sin embargo, en los últimos seis meses el barril del hidrocarburo   ha caído
en alrededor de US$50.

Incremento

Franco aseguró que se analiza aumentar la tasa del IDP de   Q4.70 que se aplica a la gasolina superior y de aviación, de Q4.60 a la regular y de Q1.30 al diésel.

La propuesta   incluye  productos como kerosina, nafta y gas licuado de petróleo, que ahora pagan  Q0.50 por galón.  

“No puedo adelantar más detalles, porque justamente se está estudiando este capítulo, si se recomienda incrementarlo o mantenerlo”, aseguró.

Según la Ley del Impuesto a la Distribución de Petróleo Crudo y Combustibles Derivados del Petróleo, de cada galón comercializado de superior,   regular y diésel,  Q1 se destinará al Ministerio de Comunicaciones, para  mantenimiento, mejoramiento y conservación de la red vial nacional.

Otros Q0.10 por   galón vendido de gasolinas superior y regular irán a la comuna de Guatemala, y Q0.20 al resto de alcaldías.

En el 2014 la SAT captó Q2 mil 445 millones por IDP,  un incremento del 6.4% respecto del 2013, cuando el monto fue de Q2 mil 297 millones.

No obstante, en  los últimos 10 años se ha producido un   crecimiento de la recaudación,  de 38.2%, según  datos oficiales.  

Para el 2015 se proyecta una captación de Q2 mil 380 millones por IDP, según el presupuesto general del Estado.   

La intención  de ajustar la base impositiva de las gasolinas está en línea con lo expresado el pasado martes por el ministro de Finanzas, Dorval Carías,  en cuanto a incrementar  la misma estructura de los  impuestos al tabaco y las bebidas, que incluyen productos como cerveza, alcohólicas, gaseosas, jugos, isotónicas, vinos y sidras, entre otros productos.

En ninguno de los casos los funcionarios  proporcionaron datos relativos al potencial de recaudo.

Estas iniciativas  pasarían   a ser  conocidas  por el Congreso,   único organismo del Estado que tiene  facultad de aprobar o modificar  impuestos.  
Medida desesperada

Érick Coyoy, ex viceministro de Finanzas, calificó de “irresponsable y desesperada”  la propuesta, porque las condiciones actuales no son idóneas para ajustar esos impuestos, sino más bien para mejorar los controles en las aduanas y la fiscalización.

“La disminución del precio del petróleo es temporal; la tendencia se va a revertir y volverán  los precios anteriores.  No existe una base y un margen que comprueben que hay que elevar la base imponible”, explicó.

Según Coyoy,  se trata más de una declaración de lo que  enfrentará el Gobierno más adelante,  al no contar con recursos para financiar el plan de gasto por Q70 mil 600 millones.

Además, afirmó el exfuncionario, hablar de impuestos en un año electoral es imposible, “porque no habrá ningún partido político  que  asuma ese desgaste”.

Como ejemplo, Coyoy recordó que el impuesto a la telefonía estaba mal formulado.

Fausto Velásquez, gerente de Uno Guatemala, empresa que administra las estaciones de servicio Shell, informó que son respetuosos de las decisiones en  política fiscal, aunque en este caso desconocen  los planteamientos.

“Hablar de una posición en concreto bajo un elemento que está en estudio es difícil, y hay que conocer sobre los aspectos que se están discutiendo”, enfatizó.

En todo caso,  dijo, si se llegara a aprobar,  se aplicaría a los consumidores.

Industriales

Combate de la evasión

Fernando López, presidente de la Cámara de Industria, afirmó  que  en lugar de  aumentar impuestos, la SAT debe combatir la evasión fiscal
y el contrabando.

Análisis

Más recursos

Para Carlos González, analista de Asíes,  el Gobierno necesita prepararse para las presiones de gasto de este año, ante  la suspensión del impuesto a la telefonía,   y por eso está recurriendo a otras medidas.

Cifras

9.1 millones de barriles de diésel se consumieron en 2014.

7.3 millones de barriles de gasolina súper fue la  demanda en 2014.