La nueva consigna empresarial

Combatir los efectos de la corrupción en los negocios es una lucha que debe empezar desde la propia gerencia.

El Cacif hizo público el resultado de la I Encuesta de Percepción Empresarial, donde se hace referencia por primera vez de la percepción de la corrupción. Según indica Prensa Libre “el 81% de los empresarios afirmó que la corrupción afectó mucho sus actividades productivas. El 77% dijo que este tema tiene un impacto en hacer negocios. El 39% de los directivos que tiene la institución opinó que la corrupción es el principal problema del país”.

Se trata de un tema   complejo, pero lo que no admite interpretación es el hecho de que en el sector empresarial se encuentra la principal y única fuente de nuevos empleos y que nadie en su sano juicio invertirá en un país o mercado plagado de corrupción o de tardanza en la aplicación de la justicia, a no ser que esté dispuesto a ganar mucho dinero de manera sucia.

Las reacciones a la Encuesta han sido muy variadas, pero lo que está fuera de discusión es una tendencia mundial, y ahora acompañada por algunas instituciones multilaterales en tomarse mucho más en serio y de manera sistemática la lucha contra la corrupción.

Recientemente, eI FMI aprobó  un “ nuevo marco regulatorio destinado a evaluar de manera más sistemática la corrupción en sus  países miembros , las nuevas medidas autorizan a los equipos de la institución a evaluar regularmente la naturaleza y la gravedad de la corrupción. Afirma un comunicado que, la esta lucha no debería limitarse a enviar a los culpables a prisión, sino que “su viabilidad a largo plazo pasa por amplias reformas regulatorias e institucionales para mejorar la transparencia y la responsabilización”.

Recientemente el Banco Mundial organizó el foro “Medidas para combatir la corrupción: Aumentar la prevención, hacer frente a la impunidad y cambiar las percepciones” . Se puso énfasis en el uso de las tecnologías para darle voz a todos los ciudadanos en este esfuerzo y medio para detectar anomalía y potenciales malas conductas.

Asimismo, en la trayectoria e integridad de los servidores públicos, generar confianza para aceptar al sector privado como un posible asociado. También se recordó que no hay recetas generalizadas para todos los países.
Los casos sonados de La Línea o Devolución de Crédito fiscal indican el camino, disminuir el exceso de trámites y aspectos discrecionales en la función pública.

Por otro lado, la renegociación de  los TLC incluyen por primera vez el tema de combate a la corrupción, lo que es obligado ya que el pago de sobornos brinda ventajas anticompetitivas.

La lucha contra la corrupción vino para quedarse y no como un tema de moda. El combate frente a frente la corrupción inicia en la propia gerencia y en última instancia requiere tomar decisiones correctas y valientes a nivel personal.

* sarmientomalvaro@gmail.com