Las dos razones que vio Bancolombia para invertir en Guatemala

Los ojos de inversión de Colombia están puestos en el país en varios sectores productivos, donde los sectores financiero y eléctrico se posicionan como las actividades estratégicas.

El presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora Uribe, aseguró que Guatemala es un país atractivo para los inversionistas colombianos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora Uribe, aseguró que Guatemala es un país atractivo para los inversionistas colombianos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las cifras demuestran que, en una década, Colombia lleva invertidos US$1 mil 616 millones, y en el primer trimestre del año, es el segundo inversor por origen en Guatemala.

El presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora Uribe, conversó con Prensa Libre desde Medellín, Colombia, para hablar sobre la adquisición del 100% de las acciones del Banco Agromercantil (BAM), en marzo último, y que es una de las inversiones más importantes que se consolidarán para 2020.

Por otro lado, este año Bancolombia cumple 25 años de cotizar en la Bolsa de Nueva York, el mercado financiero más importante del mundo que cambió la historia de esa organización financiera.

“No es solamente es ir y cotizar acciones, sino que implica prácticas de reportes y aprendimos a ser muy rigurosos en cómo entregamos nuestra información al mercado: eso es transparencia, así como las prácticas de gobierno corporativo”, expuso el alto ejecutivo, al comentar sobre la participación en el mercado internacional.

Bancolombia atienden a más de 14 millones de personas y tiene una fuerte presencia en Centroamérica.

Ante las circunstancias actuales, ¿cómo observa el comportamiento en la Bolsa de Nueva York para los mercados financieros y la economía?

Está marcando una visión de futuro muy particular. Primero aparece la pandemia y hay reacciones, pero rápidamente, se vuelve positivo y hoy, al observar el mercado, está a niveles similares al inicio de la pandemia; es decir, el mercado se recupera y se ve con optimismo el futuro.

Hay una situación que afecta, pero a partir del 2021 va a haber una reactivación económica que permitirá que el mundo avance de manera muy clara.

Observo que hay una caída muy abrupta por la situación de la pandemia, pero que también se percibe que hay una recuperación que permite ser optimista para el 2021 y la Bolsa refleja eso con los precios y con un dinero que está buscando esas inversiones.

¿Qué impactos podría haber para Latinoamérica?

Los países están muy amarrados a EE. UU., vienen las elecciones y los mercados empiezan a descontar. El Gobierno ha tomado decisiones muy importantes que están dando alivios en mantener la economía y recuperar el empleo.

Precisamente se observa una recuperación en las remesas en Guatemala y El Salvador, que son importantes, y es una conexión que pasadas las elecciones, el entorno será positivo para los países centroamericanos dada esa dinámica con el mercado de EE. UU.

¿Qué observa para 2020 ante los efectos de la pandemia?

Este año tendrá condiciones particulares, habrá que cuidarnos en lo personal y en la economía, por lo tanto, será un ejercicio en que las economías van a caer, pero soy optimista de que el año entrante habrá una recuperación con miras a una vacuna, la disponibilidad y un tratamiento más efectivo con un entendimiento más definido de cómo manejar los contagios.

La recuperación viene con una visión más dinámica y el tema de salud puede ser manejado de manera más adecuada para evitar efectos adicionales a la economía.

¿Qué aconseja el presidente de Bancolombia a los agentes económicos guatemaltecos?

Hay que mantenernos optimistas, entender las circunstancias, encontrar las oportunidades; hay sectores que estarán afectados y que requieren un contacto físico, pero hay otros que tienen dinámicas muy importantes.

Hay que aprovechar estas circunstancias para ser eficientes en prácticas que permitirán más desarrollo a futuro y es la oportunidad única en avanzar en la digitalización, y los procesos que generan eficiencia en las economías, prácticas del comercio electrónico, hay oportunidades y amenazas que son las fuentes principales de innovación y cambio.

Lo veo como una oportunidad, y no es minimizar las circunstancias porque es compleja en lo económico, en la salud, pero genera oportunidades para aprovechar para ser mejores y avanzar.

En marzo último Bancolombia adquirió el 100% de las acciones de BAM y es una de las inversiones más importantes en 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Colombia se ha convertido en un inversor importante en Guatemala, ¿qué es lo que atrae?

Guatemala es un país que tiene muchas condiciones positivas. Primero es la economía con un tamaño importante en Centroamérica, lo cual le brinda una característica muy especial, por lo tanto, es un mercado que tiene un atractivo.

Pero hay dos características que nos atraen a nosotros y en general a los inversionistas: hay muchos empresarios dinámicos y los empresarios guatemaltecos han construido empresas, industria y mercados muy importantes, y segundo hay una institucionalidad que permite hacer los negocios y avanzar.

Entonces es un mercado atractivo con buenos empresarios y la institucionalidad, que esas dos cosas conjugadas permiten generar desarrollo, una estabilidad y para nosotros esa es la razón que nos lleva a invertir de manera importante.

En marzo de 2020 se realizó la operación de adquisición del 100% del Banco Agromercantil, ¿cómo marcha ese proceso?

Para nosotros es un paso importante consolidar el 100% de la participación en el BAM, el creer en el mercado guatemalteco está surtiendo todas las aprobaciones regulatorias, y esperamos que pronto termine la operación.

Insisto, es una muestra de creer en el mercado guatemalteco, y el desarrollo del BAM es muy positivo, hemos avanzado, creciendo, estableciendo prácticas beneficiosas y es muy positiva.

Claramente no teníamos en la mente la pandemia y aparece posterior al anuncio de adquisición y entendemos que estas son circunstancias que llegan, pasan y las oportunidades están ahí.

Es el momento para mostrarnos como banqueros para apoyar al país, y vamos a hacer parte de ese proceso de recuperación por la fe que tenemos, por todo lo que creemos para aportar en este proceso que los guatemaltecos se van a unir y nosotros apoyaremos en el proceso de recuperación para el desarrollo.

En términos generales, ¿a qué le apuesta Bancolombia a la plaza en Guatemala?

A crecer; a llevar prácticas de innovaciones bancarias e interesantes que dinamicen el mercado y entregarles a los clientes un mejor servicio, agilidad, estamos concentrados en ser más eficientes para que los clientes tengan una mejor experiencia y tenemos un equipo trabajando en eso en cómo ser más cercano y facilitar las transacciones.

¿Cuál es el balance en el país?

Es positivo, hemos ganado participación y estamos creciendo por encima del mercado de cartera, y estamos colocando operaciones tanto en empresas como personas.

Hoy somos el cuarto banco con un crecimiento por encima del mercado que permite generar esa dinámica.

¿Qué podría esperarse para el cierre del año y perspectivas para 2021?

El 2020 será un año en el cual vamos a acompañar a nuestros clientes en este proceso, como facilidades de pago, y no es un año para crecer mucho en cartera, sino para acompañar a los clientes dadas las circunstancias y nos enfocaremos en eso en acompañarlos, para un 2021 con un panorama diferente, crecer y tener una dinámica mayor.

¿Cuáles son las perspectivas del Grupo Bancolombia en Centroamérica?

Esperamos consolidar las operaciones en Centroamérica en Panamá, El Salvador y Guatemala y crecer desarrollos que nos permitan estar más cerca de nuestros clientes, generar, si es necesario alianzas, para poder involucrarnos en actividades adicionales que permitan ese crecimiento.

La principal tarea es acompañar el proceso de recuperación a los países, llevando nuevas formas de hacer eficientes la banca, llevando analítica, entendiendo mejor, generando sinergias de tal forma que lo que hacemos en un mercado lo podamos llevar a cabo en otro buscando ser muy eficientes en el mercado centroamericano.