Los fondos a los que podría acudir Guatemala “si se complican las cosas”, según ministro de Finanzas

Dos organismos internacionales ya aprobaron tractos de líneas de crédito para que el país los pueda ejecutar, bajo la aprobación del Congreso de la República.

Publicado el
Directorios de organismos financieros internacionales han aprobaron US$604 millones en préstamos para Guatemala por la emergencia del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Directorios de organismos financieros internacionales han aprobaron US$604 millones en préstamos para Guatemala por la emergencia del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Guatemala contrataría nueva deuda pública por unos US$604 millones -unos Q4 mil 650 millones- con organismos financieros internacionales como parte de la respuesta por la emergencia sanitaria.

El monto identificado de una potencial contratación es de US$2 mil millones, de los cuales estos US$604 millones los directorios ya lo avalaron.

Ahora corresponderá un proceso administrativo de opinión de Junta Monetaria (JM) y luego una aprobación del Congreso, que, por tratarse de nueva deuda deberá conocerlo.

En abril último, las autoridades del Ministerio de Finanzas (Minfin) confirmaron que había un plan de blindaje financiero para atender los efectos del covid-19, situación que ha llevado a varios países a endeudarse.

“Se usarán si es necesario”

El ministro de Finanzas Álvaro González Ricci declaró que la cartera de préstamos con organismos internacionales sigue su gestión, y deberán ser conocidos por el Legislativo.

“Creemos que, si la economía se reabre en los próximos meses, esos préstamos tal vez no van a ser necesarios, ya que tenemos los préstamos que se autorizaron en las ampliaciones presupuestarias para diversos temas como infraestructura hospitalaria, carreteras, educación y apoyo presupuestario que ya se están sirviendo”, aseguró el funcionario.

En todo caso, si fuera necesario será importante seguir con esta gestión con los organismos financieros “por cualquier cosa”, expresó González Ricci.

Es decir que, si la situación financiera del país se llega a complicar en este ejercicio fiscal por la emergencia sanitaria, Finanzas estaría recurriendo a este financiamiento externo.

En el escenario que no se necesiten los apoyos económicos, se estarían formulando para el proyecto del presupuesto de ingresos y gastos para 2021, que se presentará el 2 de septiembre al Congreso.

Organismos aprobaron fondos

El pasado 10 de junio el Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) con sede en Washington D.C., aprobó un préstamo de emergencia para Guatemala por US$594 millones -Q4 mil 573 millones-, para hacer frente a las necesidades urgentes en la balanza de pagos derivados de la pandemia del covid-19.

En la crisis económica global del 2009 Guatemala mantuvo un contrato de préstamo Stand By con ese organismo.

Según los funcionarios del FMI “la pandemia del covid-19 está afectando severamente a Guatemala”.

Además, el pasado fin de semana el Directorio del Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional, aprobó un préstamo de US$10 millones, -Q77 millones-, para apoyar las acciones del gobierno por el covid-19, y según González Ricci es un préstamo pequeño.

Ambos préstamos estaban estructurados en la cartera del Minfin en el primer semestre del año, y que ya presentan avances.

“Por el momento son estos US$2 mil millones que están en gestión y el ultimo que se aprobó fue el de la OPEP cuyas condiciones son favorables”, aseveró el ministro.

Deuda pública

El reporte de la Dirección de Crédito Público del Minfin, señala que al 31 de marzo el saldo de la deuda pública del país es de Q159 mil millones.

El 23.5% corresponde a préstamos y el 76.5% a deuda bonificada.

Además, el 56.5% es interna y el 43.5% externa, según el reporte de esa dirección que tiene a su cargo el registro de las operaciones de deuda.

A esa fecha la relación deuda/PIB es del 25.8%, del cual el 6.1% son préstamos y 19.7% deuda bonificada.

Por ejecución de endeudamiento de préstamos, se han desembolsado US$794 millones, que equivale el 68% y están pendiente de desembolsar US$353 millones.

El monto total es de US$1 mil 169 millones, con siete acreedores, como el Banco Mundial, BID, BIRF, FIDA, JICA, KWF y OPEP.

Techo de la deuda

Julio Héctor Estrada Domínguez, exministro de Finanzas, explicó que en cada ejercicio existe cierto nivel de endeudamiento, y es razonable la estrategia que están adoptando las autoridades de diversificación para financiar el déficit, en bonos en quetzales, en dólares y préstamos multilaterales a tasas más blandas.

La idea es diversificar las fuentes y no depender de una sola. “Finanzas debería adelantar y ojalá que el Congreso lo comprenda, porque siempre habrá un déficit que financiar y lo ideal es contar con diversificación”, puntualizó Estrada Domínguez.

Sobre las críticas del endeudamiento con ese mecanismo, hay que verla en general, para los destinos que el presupuesto tiene de ahora con modificaciones.

Precisó que una cosa es aprobar las fuentes de financiamiento y otra es el destino de esos recursos y para que se utiliza.

“Lo normal es que se contrata deuda para deuda y eso normal, aquí en Guatemala como en la China”, explicó.