PayPal amplia sus servicios en Nicaragua

Desde ahora la empresa de pagos digitales PayPal ofrece cuentas para empresas y comercios por primera vez en Nicaragua para recibir pagos del extranjero a cambio de sus productos o servicios. Con eso solo refuerza el anuncio sobre su expansión a diez nuevos mercados, incluyendo Paraguay.

Publicado el

Para Nicaragua es un gran avance, ya que los comercios podrán disfrutar de los grandes beneficios de PayPal como la comodidad y rapidez de servicios, además de llegar a una mayor cantidad de compradores.

En el aspecto de la seguridad, PayPal protegerá a los comercios de Nicaragua que se afilien a ella. Cuando un comercio ofrece la opción de PayPal en su sitio web como medio de pago, los consumidores pueden estar tranquilos en cuanto a suministrar su información financiera confidencial.

Esa información se encripta de manera segura para garantizar que su dinero e información quedan resguardados. Asimismo, los sofisticados modelos de riesgo de fraude y herramientas de análisis con los que cuenta PayPal pueden ser diseñados según las necesidades de negocios particulares, lo cual le brinda una adecuada protección contra fraude.

PayPal además, ratifica su compromiso con América Latina de apoyar a la región en el crecimiento de sus empresas a través de innovación y soluciones totalmente enfocadas en las necesidades de sus mercados.

Este anuncio además representa la gran oportunidad para empresas en Nicaragua de empezar a aceptar pagos a través de PayPal fuera del país de parte de compradores en los 203 mercados en los que opera globalmente.

Una encuesta de Radius Global (http://www.radius-global.com/), publicada en octubre de 2013, indica que el flujo interregional de comercio electrónico en Latinoamérica ya alcanzó casi US$70 mil millones anuales.

Un relevamiento que se hizo con 400 empresas en línea de distintos países de la región, incluidos Brasil, México, Chile, Argentina, Colombia, Perú y Costa Rica, muestra que las exportaciones derivadas de ventas en línea de esas empresas latinoamericanas representan un 40% de sus ingresos.