Economía

Por causas naturales falleció el exministro de finanzas, Eduardo Weymann 

Weymann brindaba asesoría a empresas y era miembro del consejo editorial de un medio de comunicación local.

Por Urias Gamarro

Eduardo Weymann, durante su gestión en el ministerio de finanzas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Eduardo Weymann, durante su gestión en el ministerio de finanzas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este lunes 27 de febrero Eduardo Humberto Weymann Fuentes, exministro de Finanzas durante el mandato de Alfonso Portillo (2000-2004), murió  después de sufrir un derrame cerebral (accidente cerebrovascular).

El exfuncionario prestaba asesoría en temas económicos para algunas empresas y personalidades reconocidas, también fungía como director editorial de un medio de comunicación impreso. 

El economista graduado de la Universidad Francisco Marroquín, y previo a ser funcionario también fue miembro del Centro de Investigaciones Económicas (CIEN). Después fue nombrado ministro de finanzas en el gobierno de Portillo.

Durante su gestión impulsó una reforma tributaria, llevando a cabo la convocatoria del pacto fiscal que modificó la tasa del impuesto al valor agregado (IVA) del 10% al 12%.

Se le recuerda como una persona tecnócrata, que aunque no tuvo experiencia previa en hacer gobierno, llevó a cabo el manejo de las finanzas públicas de una manera adecuada.

Su padre también llamado Eduardo Weymann fue coronel militar y a pesar que se enfrentó con el lado duro del partido del Frente Republicano Guatemalteco (FRG), en los últimos años se dedicó a asesorar a la bancada del FRG y fue asesor a tiempo completo del FRG en el congreso y luego se unió al partido VIVA con Zury Ríos.

Sus últimas apariciones públicas fueron cuando fue invitado a la comisión de finanzas del Congreso a exponer comentarios y opiniones de la reforma a la Ley de la SAT, el año pasado.

También estuvo un tiempo preso durante el gobierno de Oscar Berger. Weymann fue capturado por participar en la transferencia ilegal de unos Q38 millones de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) a entidades mercantiles ligadas al exsuperintendente Marco Tulio Abadío.

Por lo anterior, el 30 de marzo de 2005, el Tribunal Cuarto de Sentencia Penal absolvió a Weymann por peculado y lo condenó por falsedad ideológica a tres años de prisión, pero conmutados por la multa de 90 quetzales diarios.