Salineras registran daños por ceniza

El 35% de la producción de sal que representa 647 mil quintales ha sido dañada por la ceniza que genera la quema de cañaverales en la Costa Sur.

la ceniza que se esparce después de la quema de cañaverales en la Costa Sur alcanza a los productores de sal, quienes denuncian pérdidas.
la ceniza que se esparce después de la quema de cañaverales en la Costa Sur alcanza a los productores de sal, quienes denuncian pérdidas.

La pérdida equivale a Q6.4 millones, y los productores demandan una compensación económica a la Asociación de Azucareros de Guatemala (Asazgua).

Juan García Jiménez, vicepresidente de la Gremial de Salineros del Sur (Gresal), informó que el 60% de los daños se concentra en las granjas instaladas en la aldea Sipacate, La Gomera, Escuintla.

Otros perjuicios, dijo, se reportan en las Lisas, Chiquimulilla, Santa Rosa, Tecojate, Nueva Concepción y Tiquisate, Escuintla.

El directivo explicó que tras las quemas en los cañaverales la ceniza cae en las piscinas de sal y la daña, por lo que esta no es apta para el consumo o para la industria.

Gresal presentó el 15 de enero de este año una denuncia en los Ministerios Público y de Ambiente, afirmó García.

“Hemos buscado alternativas de solución y una fue que las quemas se realicen cuando haya viento norte, pero lo que está sucediendo es que hay quemas a cualquier hora”, subrayó.

El ciclo de producción de sal empieza en diciembre y concluye en mayo.

quema intencional

Armando Boesch, gerente de Asazgua, informó que en los últimos meses algunas personas han hecho quemas no controladas.

“Una quema mal intencionada que no está programada para abastecimiento impacta a los ingenios y causa pérdidas millonarias”, afirmó.

El directivo explicó que cuando se reportan estos casos, los ingenios deben mover equipos, personal o, en todo caso, entregar el producto a una planta que esté cercana, para no perder la caña, y esas situaciones alteran el proceso productivo.

“La industria reporta grandes pérdidas porque hay grupos de personas que están quemando los cañaverales que perjudican a otras actividades como los salineros. Hemos interpuesto denuncias en el MP”, subrayó.

Boesch afirmó que la zafra está arriba del 50% y que se espera concluir la temporada de producción en mayo y junio, cuando empiezan las primeras lluvias propias del invierno en la Costa Sur.

Respecto de la compensación económica a Gresal, el directivo de Asazgua refirió que la petición será objeto de que se corrobore el supuesto daño.

“No es solo por acusaciones, sino que hay que hacer una investigación de quién la provocó y cuando”, afirmó.

García agregó que el sector turístico también se ha quejado de los daños ocasionados por la ceniza.