El año empieza con el 27% de la población guatemalteca vacunada y con la amenaza de ómicron

Según datos oficiales, el gasto para atender esta emergencia representa el 26% del presupuesto total del Ministerio de 2020 y 2021.

Publicado el
Vacunas Moderna ingresan al Aeropuerto La Aurora. EE. UU. ha donado más de 8 millones de dosis del fármaco a Guatemala, a pesar de eso los roces entre ambos gobiernos siguen.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Vacunas Moderna ingresan al Aeropuerto La Aurora. EE. UU. ha donado más de 8 millones de dosis del fármaco a Guatemala, a pesar de eso los roces entre ambos gobiernos siguen. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La lucha contra la pandemia del covid-19 seguirá a lo largo del 2022, año que comienza con la amenaza mundial por la variante ómicron y, en Guatemala, con un retraso muy importante en el mejor mecanismo para combatirla: la vacunación.

El año terminó con 11 millones 310 mil 579 dosis aplicadas de las cuales el 58 por ciento —seis millones 535 mil— corresponden a primeras dosis, y el 41% a segundas, o sea personas que se han aplicado el esquema completo, lo mínimo que se requiere para contar con una protección eficaz contra el coronavirus, como lo han demostrado estudios científicos.

Y mientras el mundo avanza a pasos sólidos para una tercera dosis de refuerzo, Guatemala apenas ha aplicado 88 mil 446 dosis, el equivalente al 0.7% de la población.

En América Latina, el país marcha en los últimos lugares en cuanto a personas que tienen las dos dosis. Países como El Salvador, Belice, Costa Rica o República Dominicana ya cuentan con más de la mitad de su población completamente vacunadas, según el sitio Our World in Data.

La lentitud en el proceso de vacunación ha tenido varios problemas, uno de ellos la cuestionada capacidad de compra del fármaco por parte del Gobierno de Guatemala. La mayoría de las dosis aplicadas han sido gracias a las donaciones de países amigos, especialmente de EE. UU.

¿Cuántas han entrado y cuántas se han aplicado?

El 2021 cerró con 22 millones 604 mil 380 dosis de vacunas que han ingresado al país. Si bien, la mayoría son Sputnik V, fue hasta los últimos días de diciembre, que ingresaron poco más dos millones de dosis, que se completaron los ocho millones que compró el Gobierno cuando renegoció el contrato.

El resto de las vacunas que han ingresado son: ocho millones 505 mil 60 de Moderna, dos millones 534 mil 220 de Pzifer, y tres millones 565 mil 100 de Aztra Zeneca.

Asimismo, de los más de 22.6 millones de vacunas que han ingresado, 10 millones 332 mil 160 han sido donadas por países amigos, principalmente por EE. UU. que dio ocho millones y medio de Moderna. También han donado, Israel, España, México, India, Canadá y República Dominicana.

Lea también: Cómo el “voto castigo” en América Latina arroja un panorama entre el extremismo y la fragmentación

Del resto, ocho millones fueron adquiridas al Human Vaccine la fabricante rusa de Sputnik V, tres millones 259 mil 20 llegaron al país gracias al mecanismo Covax, creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a los países pobres a acceder a la vacuna, y se compró un millón 13 mil 200 de Astra Zeneca.

Pero, a pesar de la gran inversión que se ha hecho para la compra de Sputnik V —Q614.5 millones— esta es la segunda vacuna que menos se han puesto los guatemaltecos. En esto posiblemente ha influido la campaña de desprestigio en contra de la vacunación en general, pero también que esta marca aún no recibe el aval de la OMS ni es aceptada por EE. UU. para ingresar al país.

Al hablar del esquema completo, según el tablero que contiene todos los datos de vacunación, el 47% de los guatemaltecos se han aplicado la vacuna Moderna, el 24% Astra Zeneca, el 21% Sputnik V y el restante 8%, Pzifer.

¿En donde se han vacunado más?

Guatemala es el departamento donde más se han vacunado las personas. En total, se han aplicado 3 millones 969 mil 792 dosis —el 35.1% del total de inyecciones puestas—, entre primera, segunda y de refuerzo. Mientras que en El Progreso es donde menos se han puesto, con 147 mil 184.

La capital es el municipio con más vacunas aplicadas con 832 mil 559, que representa el 85% de sus habitantes, mientras que Concepción, Sololá, el que menos se han puesto con apenas 114, el equivalente a 2.3% de su población vacunada.

Solo el 27% de la población está vacunada contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pero el dato que más relevancia tiene es el porcentaje de vacunados con la segunda dosis en relación con la población de cada departamento. En otras palabras, cuáles son los departamentos con sus habitantes más protegidos ante el covid-19.

En ese sentido, existe una enorme diferencia entre los primeros y los últimos. Guatemala vuelve a ser el departamento con el mayor porcentaje de su población con el esquema completo de vacunación con el 60.29%. Le siguen, Sacatepéquez, con el 53.6%; Chimaltenango, 41.8%; El Progreso, 41.7%; y Quetzaltenango, 40.6%.

En el otro extremo, los que tienen menos de su población vacunada son: San Marcos y Petén, 24.9%; Sololá, 24.5%; Quiché, 23.3%; y Alta Verapaz, que ha vacunado solo al 16.3% de sus habitantes con las dos dosis.

¿Composición demográfica?

En cuanto a quienes han sido las personas que más han respondido al llamado de la vacunación, por característica demográfica, y que ya han completado su esquema, el 55% de quienes ya lo tienen son mujeres —dos millones 573 mil 811—, y el restante son hombres —45%—, que equivalente a dos millones 113 mil 72.

Además, el 58.02% de las personas de 60 a 69 años ya contaban con su esquema completo al 31 de diciembre, así como el 53.7% del grupo etario de 50 a 59 años, el 48.05%, de 40 a 49; el 47.36%, de 70 años o más; el 40.25%, de 30 a 39; el 32.02%, de 18 a 29 años; y el 15.63% corresponde a los menores de 12 a 17 años.

Se debe acelerar

Analistas consideran que los niveles de vacunación deben acelerarse.

Guatemaltecos en el centro de vacunación de la Guardia de Honor, zona 10. La respuesta de la población se ha dado principalmente en la capital. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala)

“La vacunación es hoy por hoy uno de los principales elementos que en la realidad nos podrían ayudar a que las cosas vuelvan a su cauce normal. No se visibilizan esfuerzos parea incorporar una vacuna a los niños menores lo cual tendrá repercusiones”, dijo el analista y exviceministro de Salud, Adrián Chavez.

Añadió que el Ministerio de Salud no ha implementado una estrategia de comunicación orientada a atacar la desinformación hacia la vacuna ni para motivar la vacunación.

La analista en temas de salud, Karin Slowing, expuso que “los niveles de vacunación actuales no garantizan que tengamos una adecuada defensa ante una nueva ola de contagios”, lo cual podría repercutir en el ya saturado sistema nacional de salud.

“La vacunación es clave y si el ritmo actual se mantiene más las desigualdades en el acceso a vacunas se puede anticipar un 2022 a medio vapor”, señaló la analista.