Centros de acopio requieren más ayuda para personas damnificadas

Se requieren víveres como alimentos no perecederos y de fácil preparación, informan integrantes que recolectan ayuda humanitaria.

El centro de acopio del Aeroclub de Guatemala logra trasladar ayuda humanitaria vía aérea a comunidades damnificadas. (Foto Prensa Libre: Guatevisión)
El centro de acopio del Aeroclub de Guatemala logra trasladar ayuda humanitaria vía aérea a comunidades damnificadas. (Foto Prensa Libre: Guatevisión)

En noviembre un total de 1 millón 253 mil 160 personas resultaron damnificadas tras el paso de las tormentas Eta e Iota. Distintos centros de acopio se activaron en el país para trasladar ayuda humanitaria, sin embargo, la cantidad de víveres que han recibido es escasa.

Uno de los centros de acopio se encuentra en el Aeroclub de Guatemala, ubicado en la 11 avenida 22-00, zona 13 en el interior del Aeropuerto La Aurora. A diferencia de otras emergencias climáticas, en esta ocasión la cantidad de víveres que ha llegado es menor e insuficiente para atender las necesidades, refieren colaboradores de ese centro de ayuda.

Entre los insumos que se requieren están los alimentos no perecederos y de fácil preparación, como avenas, sopas instantáneas, Maseca, comida enlatada, Incaparina, azúcar, café, entre otros. La ayuda se traslada a Cobán e Izabal, informaron fuentes del aeroclub.

Necesitamos de tu ayuda, nos estamos alistando para llevar apoyo a los damnificados por #IOTA

Publicada por Aeroclub De Guatemala en Miércoles, 18 de noviembre de 2020

De igual forma, en el centro de acopio que habilitó la Universidad Rafael Landívar en el campus central se está recopilando víveres para las personas afectadas por Eta, pero hace falta más ayuda, afirman Vinicio Granados, coordinador de voluntariado social landivariano y André Suremain, asistente de voluntarado social landivariano.

“Hemos recibido ayuda, pero ha sido oca, hace falta más. Empezamos el 10 de noviembre como centro de acopio y hacen falta alimentos”, refirió Granados.

Estos son los alimentos que se requieren en el centro de acopio que habilitó la Universidad Rafael Landívar, ubicado en el Campus Central. (Foto Prensa Libre: Universidad Rafael Landívar)

Por su parte, Fernando Barillas, de la organización Antigua Al Rescate, que tiene centros de acopio en Quetzaltenango, Ciudad de Guatemala y La Antigua Guatemala y San Lucas, Sacatepéquez, dijo que la ayuda que recibieron para Iota fue menor que la se obtuvo tras el paso de Eta.

“Con Eta pudimos enviar ayuda a tres departamentos. Habitualmente tenemos presencia en Chiquimula, Jocotán, pero tras el paso de Eta pudimos enviar a Gualán, Zacapa, y a San Cristóbal Verapaz, Alta Verapaz”, dijo Barillas.

Actualmente tienen una solicitud de ayuda en la comunidad de Chimel, Chajul, en Quiché, donde hay mil familias aisladas, pero la operación logística es compleja ya que la única manera de llegar es vía aérea.

Barillas dijo que las peticiones de ayuda llegan de comunidades cuyo denominador común es que se encuentran desatendidas por el Estado. Por lo tanto, hizo un llamado a que las personas continúen donando alimentos como granos básicos, leche y cualquier otro no perecedero.

🚨 CENTROS DE ACOPIO 🚨

Actualizamos los sitios y horarios en Ciudad de Guatemala, Sacatepéquez y Quetzaltenango, en…

Publicada por Antigua al Rescate en Martes, 17 de noviembre de 2020

Necesidad de alimentos

David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), informó que cualquier donación de alimentos es bienvenida y el tipo de ayuda que más se requiere.

“Sabemos que se viene proceso difícil para personas. La Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional activó la función de alimentos y trabaja de mano con el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Agricultura para brindar apoyo a diferentes familias”, dijo De León.

Este es el recuento de personas en condición de vulnerabilidad que resultaron damnificadas tras el paso de Eta e Iota.

Este es el recuento de personas damnificadas y de incidentes tras el paso de Eta e Iota. (Foto Prensa Libre: Conred)