Manual Ciudadano: Cómo actuar ante un retén de la policía

Ante posibles abusos policiales, se recomienda tener a la mano el número telefónico de la Inspectoría General de la PNC para hacer las denuncias y pedir que lleguen elementos de apoyo.

La Policía Nacional Civil mantiene constantes operativos con el apoyo del Ejército y otras instituciones. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
La Policía Nacional Civil mantiene constantes operativos con el apoyo del Ejército y otras instituciones. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Los retenes policiales son un recurso que las autoridades utilizan para tener control de la criminalidad y aunque son procedimientos que se usan con frecuencia, causan inquietud en el ciudadano.

Los retenes de la Policía Nacional Civil (PNC) están normados en el Manual de Procedimientos Policiales donde se establece bajo qué parámetros y criterios deben actuar los agentes, aunque según expertos, algunas normas carecen de una estandarización.

Por ejemplo, en este manual se habla que los retenes deben estar conformados por, al menos, ocho agentes. Pero también se toma en cuenta el caso de que sean menos los policías y según la misma PNC al ser consultados, hay ocasiones en que los retenes puedan funcionar con solo dos agentes.

Lo principal aquí, dicen, es que los agentes estén debidamente identificados con sus apellidos y números de identificación, también conocidos como números de NIT.

Verónica Godoy, de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública recomienda a la población tener guardado el número de la Inspectoría General de la PNC (3032-7356) para denunciar de forma inmediata cualquier abuso policial.

“Toda situación que el policía realice fuera de la moral o integridad de la persona se denuncia a la Inspectoría General y se debe brindar los datos de identificación de los agentes, todas las patrillas tienen GPS y los policías tienen un documento legal donde respalda su ubicación”, explica Jorge Aguilar, vocero de la PNC.

Aguilar explica que hay operativos que son acompañados por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Migración, Dirección General de Transportes y Ministerio de Salud.

Godoy también recomienda grabar o tomar foto a los policías durante el retén. Incluso, si la persona viaja sola, puede llamar o realizar una videollamada a algún familiar o amigo y dejarlo en la línea para que pueda ser testigo de la acción policial.

“Puede tomar foto o video del NIT policial, aunque se molesten algunos agentes, pero el derecho la respalda” explica.

Según la normativa policial, son los jefes de comisaría los que ordenan que se active un retén dentro de su jurisdicción. Esto quiere decir que una comisaría no puede levantar un retén en alguna zona donde no le corresponde.

Si embargo, esto no aplica a las fuerzas especiales como Diprona (División de Protección a la Naturaleza), las FEP (Fuerzas Especiales Policiales) o la SGAIA (Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica)

Estos son algunos elementos que el ciudadano puede tomar en cuenta al momento de un retén:

  • La activación de un retén se realizará por orden del Jefe de Comisaría por lo que las comisarías de la PNC deben delimitarse a su jurisdicción. Esto no aplica a las fuerzas especiales que sí tienen jurisdicción a nivel nacional,
  • Los agentes deben estar debidamente identificados, con su uniforme y sus apellidos visibles en su insignia. La patrulla también deberá mostrar claramente el número y las siglas de la unidad a la que pertenecen. Esto permitirá facilitar cualquier denuncia que se haga por posibles abusos.
  • El lugar seleccionado para la aplicación del retén debe tener iluminación adecuada y no debe estar próximo a una vía en curva. En caso los agentes pidan a los ocupantes del vehículo salir del mismo, el propietario deberá estar presente y observar el registro.
  • Si la persona va en tránsito y una patrulla le hace el alto, el ciudadano tiene derecho de buscar un lugar seguro para detenerse, donde haya iluminación y si es posible, una cámara de seguridad cerca. Se recomienda reducir la velocidad y poner luces intermitentes para que los agentes no piensen que están huyendo
  • No hay ninguna ley que impida al ciudadano grabar o tomar fotografía del retén y de los agentes policiales, toda vez no interrumpa la labor de los policías.
  • Si el agente ha cometido algún abuso se debe denunciar inmediatamente a la Inspectoría General de la PNC (3032-7356) o llamar al número de emergencia de la PNC 110.

***

Sugiera temas:

Si tiene dudas sobre algún procedimiento  o trámite en el ámbito público puede hacernos llegar sus sugerencias y nuestro equipo de periodistas las investigará y resolverá en este espacio las interrogantes. Escríbanos a: actualidad@prensalibre.com.gt