¿Cómo garantizar una correcta vacunación contra el coronavirus en Guatemala?

Expertos instan al Ministerio de Salud a implementar una buena estrategia para vacunar a toda la población contra el coronavirus.

La vacuna contra el covid-19 estará disponible en Guatemala en febrero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La vacuna contra el covid-19 estará disponible en Guatemala en febrero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Gobierno de Guatemala prevé que el primer lote de vacunas del mecanismo Covax llegue al país en febrero, y luego de que el Congreso aprobara una ley para la compra directa con las farmacéuticas, las probabilidades de que el medicamento ingrese en mayores cantidades se incrementaron.

Sin embargo, expertos hacen un llamado a las autoridades de Salud para que afinen la estrategia de vacunación y así conseguir la efectividad deseada, pues no puede haber fallos que impacten en la salud de la población que será inmunizada.

Iris Cazali, jefa de Infectología del Hospital Roosevelt, dijo que se debe tomar en cuenta que la vacunación es una “gran esperanza”, pero no va a resolver todo el tema de la pandemia, porque “debe venir de la mano con las medidas de prevención”, pero considera necesario que las autoridades de Salud tengan disponible un plan de vacunación para actuar de inmediato al momento de que las primeras dosis lleguen al país.

“Hoy por hoy no conocemos de forma oficial un plan estratégico de vacunación y eso es muy importante, porque estos deben incluir dentro de sus líneas fundamentales la parte de información y comunicación a toda la población que va a ser sujeta de la vacunación, incluyendo quiénes van a ser las poblaciones priorizadas, quiénes va a ser los grupos vulnerables, a qué población si va a vacunar y quiénes serán excluidos”, agregó Cazali.

Añadió que se sabe que Salud cuenta con un borrador del plan, pero no con un plan estratégico, lo que limita la forma como la misma población vaya a aceptar la vacuna.

Detalles para una buena vacunación

  • Se debe contar con los insumos para garantizar la cadena de frío y el control de la temperatura de forma continua de las vacunas.
  • Debe haber organización, se necesita tener a los vacunadores listos y entrenados para administrar el medicamento, lo que implica a quienes vacunan y a quienes llevarán el control de quienes son inmunizados.
  • Tener el control de quienes reciben la vacuna para garantizar que tendrá una segunda dosis.

El diputado Rudy González, integrante de la Comisión de Salud del Congreso, señaló que se debe fiscalizar el proceso de vacunación y garantizar que esta llegue a toda la población.

“Debemos fiscalizar, debemos apersonarnos a los hospitales de los diferentes distritos, se debe supervisar que la vacunación se esté efectuado a nivel nacional”, dijo el parlamentario, quien considera necesario implementar una campaña de divulgación sobre el tema de vacunación para que la población colabore en el proceso.

El Comité Nacional de Coordinación para Vacunación Contra el Covid-19 ha definido los grupos de la población en orden de prioridad para ser inmunizados, de acuerdo con el Plan Estratégico Nacional de Vacunación, cuyo borrador fue presentado a diputados de la bancada Creo.

Por lo anterior, el Ministerio de Salud comenzó a dar detalles de las cuatro fases de vacunación contra el coronavirus que se aplicará una vez lleguen las vacunas al país, cuyas primeras dosis se prevé que ingresen en febrero próximo.

Mantener la integridad del sector salud y disminuir la mortalidad y carga de enfermedad grave son parte de los aspectos considerados para la definición de las cuatro fases.

Fase 1:  para mantener la integridad de quienes integran el sistema de Salud se han considerado tres grupos:

  • Trabajadores de Salud que atienden casos de covid-19
  • Trabajadores de Salud que no están en la primera línea
  • Bomberos
  • Trabajadores de funeraria
  • Estudiantes próximos a práctica asistencial

Fase 2: con el objetivo de disminuir la mortalidad y carga de la enfermedad severa estarán:

  • Personas mayores de 80 años o más
  • Personas de 70 a 79 años
  • Personas de 18 años o más con problemas de salud como hipertensión, diabetes, enfermedades renales o cardiovasculares, así como obesidad severa, entre otras.
  • Embarazadas (pero dependiendo de la seguridad de la vacuna).

Fase 3: con el objetivo de disminuir un impacto socio-económico y proteger la continuidad de los servicios básicos estarán:

  • Trabajadores esenciales del IGSS
  • Trabajadores del Ministerio de Salud
  • Maestros
  • Policías
  • Militares

Fase 4: con el objetivo de disminuir la carga de la enfermedad se contemplan.

  • Personas de 50 a 59 años
  • Personas de 40 a 49 años
  • Personas de 30 a 39 años
  • Personas de 18 a 29 años
  • Niños (estos según datos de seguridad y eficacia de las pruebas)

En el borrador que presentó la cartera de Salud a la bancada Creo el jueves pasado se incluye a los niños y embarazadas; sin embargo, este viernes 8 de diciembre las autoridades señalaron que pese a son parte de las fases, se debe esperar los resultaros de los estudios correspondientes para tener la certeza si la vacuna es efectiva y segura para esos grupos de la población.