Confirman daño a la imagen de Jesús de La Merced

La Consagrada Imagen de Jesús Nazareno tiene daño en la mano izquierda y le fue arrancado parte del dedo medio de esa mano durante el recorrido procesional del Viernes Santo, confirmaron este Domingo de Resurrección autoridades de la Parroquia Nuestra Señora de La Merced.

Imagen de Jesús Nazareno de La Merced durante su recorrido del Viernes Santo, sufrió daños en la mano izquierda. (Foto Prensa Libre: Oscar Rivas)
Imagen de Jesús Nazareno de La Merced durante su recorrido del Viernes Santo, sufrió daños en la mano izquierda. (Foto Prensa Libre: Oscar Rivas)

Un vocero de la parroquia, Walter Gutiérrez, explicó que la imagen se dañó cuando la procesión hacía su recorrido frente al Conservatorio Nacional de Música, en la 5 calle entre 3 y 4 avenida de la zona 1.

“El daño a la mano izquierda ocurrió cuando la imagen de Jesús Nazareno pasaba en procesión por el conservatorio y uno de los cucuruchos con una lira quiso mover cables del tendido eléctrico para el paso libre, pero en un giro golpeó la imagen”, explicó Gutiérrez.

Según Gutiérrez, el daño a la imagen de Jesús Nazareno de La Merced fue reportado rápidamente y debido a que no se contaban con los recursos necesarios para la reparación en ese momento, se decidió continuar con el recorrido de la procesión.

Un cucurucho dañó la imagen de Jesús Nazareno cuando intentó retirar unos cables del tendido eléctrico. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

“Nos dimos cuenta rápido y determinamos que el dedo dañado cayó sobre el anda. Pero por lo complejo del deterioro decidimos continuar con el cortejo procesional”, indicó Gutiérrez. 

Explicación equivocada

Gutiérrez dijo que en un principio algunos allegados a la Parroquia Nuestra Señora de La Merced explicaron que no había perjuicios a la imagen, pero esa versión la atribuyen a que no estaban informados del incidente.

“Hasta el momento desconocemos cuánto costará la reparación del dedo de la mano izquierda de la imagen de Jesús Nazareno, pero el valor de la reparación los costeará la parroquia”, dijo Gutiérrez.

Mañana lunes, el restaurador del  Centro de Restauración de Bienes Muebles del Ministerio de Cultura y Deportes, Luis Manuel Muñoz, hará una evaluación de la imagen. Las autoridades de la parroquia de La Merced creen que la reparación podría hacerse en dos semanas.

El primer Nazareno

Unos dicen que el Nazareno de la Merced es la imagen que mejor representa el sufrimiento y la divinidad de Jesús. El dolor y la compasión se reflejan en sus facciones, de tal manera que despertó la piedad popular desde sus primeros años.

Según el historiador Miguel Álvarez Arévalo, esta escultura es la primera obra barroca hecha en Guatemala y también el primer Nazareno. Fue esculpida por Mateo de Zúñiga entre 1654 y 1655, por encargo de Bartolomé Vásquez Montiel y Nicolás Pérez de Santa María, mayordomos de la Cofradía Penitencial de Jesús Nazareno del Convento de Nuestra Señora de las Mercedes.

Joseph de la Cerda realizó el encarnado de la imagen, que es lo que le da vida a la piel y las heridas del mártir. En total, tuvo un costo de 65 pesos. El 27 de marzo de 1665, el Nazareno, aún desarmado fue llevado al templo de La Merced. Lo armaron dentro de la sacristía y la pusieron en veneración.

“Desde ese momento la población de Santiago convirtió al Nazareno mercedario en uno de los bastiones principales al extremo de que cuando los terremotos de 1773 obligaron al traslado de la ciudad, el capitán general Martín de Mayorga mandó a que la imagen se trasladara en 1778 y con ella se vino un significativo grupo de devotos que estaban indecisos”, dice Luis Gerardo Ramírez Ortiz, devoto de la imagen.

No se sabe con certeza el lugar o lugares donde fue venerada la imagen hasta que se construyó, a principios de 1800, el templo donde se encuentra actualmente, en la 11 avenida y 5ª calle zona 1.

Según los datos, en 1702 se celebró por primera vez lo que hoy se conoce como la procesión de La Reseña. El cortejo procesional era distinto a los actuales: las andas eran más pequeñas y recorrían sólo las naves del templo. Participaban hombres y mujeres vestidos de disciplinantes, porque la cofradía en sus inicios era mixta.

Al parecer, el Hermano Pedro de Betancur participó en la procesión entre 1657 y 1661. Entre 1910 a 1960 uno de los elementos más significativos de la reseña fueron las bandas de música. En algún momento se llegó a integrar una banda de hasta 100 músicos.