Contaminación de río la Pasión es un tema político

Representantes de la ONU mostraron su preocupación por la situación de las familias que viven en las orillas del río La Pasión. Los delegados internacionales piden una evaluación ecológica, investigaciones serias y que se garantice que no se repetirá en otro lugar.

Se trata de un problema político más que económico el dar soluciones al problema, dice la OMS. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Se trata de un problema político más que económico el dar soluciones al problema, dice la OMS. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La delegación de la Organización de Naciones Unidas (ONU), viajó a Petén junto a expertos en agua y salud quienes tomaron muestras de lo contaminado y en al menos dos semanas podría estar los resultados que serán compartidos al Ministerio Público para que sirva en las investigaciones.

Según Valerie Julliand, coordinadora residente de la ONU, se trata de un problema político más que económico el dar soluciones al problema en Sayaxché, Petén, pues no existe aplicación de la ley. Al mismo tiempo recomienda la aprobación de la Ley de aguas para regular el uso de ese recurso.

Julliand dijo además que la contaminación es un elemento más a la situación que viven de pobreza.

Por aparte Guadalupe Verdejo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que encontraron erupciones en la piel de los afectados por la contaminación del río y que los verdaderos efectos podrían verse en seis meses o más. Entre las enfermedades que se podrían generar están  cáncer, diarreas, infertilidad y abortos. Sumado a eso no existe control sobre el uso de pesticidas.

Alberto Brunori de Derechos Humanos informó que existen serias dudas sobre los estudios de impacto ambiental de las empresas que operan en las orillas del río con la palma africana.
Además destacó que tienen denuncias por violaciones a derechos laborales de los comunitarios que trabajan en esas industrias. Por aparte señala que el aumento de la siembre de palma está minimizando la siembra de maíz y frijol.

La contaminación en el río afecta a miles de familias que viven del río. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)