Coronavirus: La familia que tuvo que esperar dos días para hacerse la prueba

Parientes de un viajero a España presentaron síntomas asociados a gripe.

Publicado el
La OMS recomienda hacer las pruebas de coronavirus a personas que presenten síntomas leves. (Foto Prensa Libre: EFE)
La OMS recomienda hacer las pruebas de coronavirus a personas que presenten síntomas leves. (Foto Prensa Libre: EFE)

Las recomendaciones que han emitido las autoridades para prevenir el covid-19 han sido constantes, también con la finalidad de que la población guarde la calma y tome las medidas necesarias al momento de encontrarse en riesgo, como si se padece alguna enfermedad, se tienen familiares de avanzada edad o que acaban de llegar de algún país con casos positivos del coronavirus.

Por esta última razón la familia Bolaños, originaria de la capital y residente en la colonia Villa Alborada, Amatitlán, decidió ponerse en cuarentena porque uno de sus parientes regresó de Madrid, España, el 9 de marzo último.

El núcleo familiar se preocupó cuando se enteró del fallecimiento de un hombre de 85 años a causa del covid-19, quien ingresó al país proveniente de España.

La alerta entre los Bolaños fue mayor cuando tres de sus integrantes más jóvenes comenzaron a presentar síntomas que podrían asociarse con alguna gripe.

Como medida de prevención decidieron llamar, el domingo 15 de marzo, al número que habilitaron las autoridades, con la finalidad de conseguir ayuda. Según explicó Heidy Bolaños, la recomendación fue que todas las personas que tuvieran síntomas acudieran al centro de salud más cercano.

Sin apoyo

Al momento de acudir ese mismo día al centro de salud de Amatitlán, la familia Bolaños se vio desconcertada porque se negaron a aplicarles las pruebas del covid–19.

“La directora que estaba ahí presente nos dijo que ella no veía nada y que no era relevante que ella —su hermana— haya llegado de España, que no se preocupara porque no nos iban a hacer ninguna prueba, porque se gastaban”, refirió Heidy.

Al no conseguir apoyo, se vieron obligados a regresar a su casa con las mismas dudas, por lo que decidieron insistir con el Ministerio de Salud, que les informó que en las próximas horas se les practicarían las pruebas.

Este martes en la madrugada, les informaron por teléfono que una ambulancia se dirigía a su residencia para hacerles las pruebas. Heidy contó que inicialmente se les indicó que acudirían al hospital de Villa Nueva, pero fueron llevados al de Amatitlán.

“Lamentablemente nos tuvieron 15 minutos afuera, nos bajaron de la ambulancia y estaban periodistas y los bomberos diciéndonos que no podíamos entrar al hospital. De adentro del hospital, el médico lo único que decía era que no podíamos entrar porque no estaban preparados para nosotros”, relató.

Al cabo de unos minutos ingresaron al hospital, pero no fue sino hasta pasada la madrugada que les hicieron las pruebas a los menores y a la mujer que regresaron de España.

Agregó que los pobladores en Amatitlán “están como en pánico”, por el caso de ellos. “Yo lo que les puedo decir es que pueden estar tranquilos. Nosotros no presentamos ningún cuadro”, aseguró.

Después de la espera para los exámenes, Heidy Bolaños solicitó a las autoridades que el personal de Salud sea capacitado para atender ese tipo de urgencias.

“Deben capacitar urgentemente a la gente, que no está preparada para recibir estos casos”, señaló.

La familia aún espera los resultados de las pruebas.

Diagnóstico preliminar

La comunicadora del Ministerio de Salud, Ana Lucía Gudiel, explicó que la señora proveniente de España y los niños, después de ser atendidos en el centro de salud de Amatitlán fueron diagnosticados con faringoamigdalitis, de la cual según reportes médicos, se han recuperado de manera positiva.

Gudiel afirmó que la familia permanece bajo custodia policial.

Recomendación

El Ministerio de Salud recomienda a todas las personas que residan en el país acudir a los centros de salud a practicarse las pruebas del coronavirus toda vez presenten los siguientes síntomas: fiebre alta, dolor de cabeza, tos seca, dificultad para respirar y dolor de garganta.

Otra de las sugerencias es que los ciudadanos se mantengan pendientes de los anuncios oficiales y no divulgar información que pueda confundir y alterar a la población.