Cuatro  generaciones mantienen tradición de nacimientos

Ganador del certamen fue designado por consejo de editores de este matutino, luego de una evaluación de todos los participantes.

Hasta seis semanas para elaborar un nacimiento. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Hasta seis semanas para elaborar un nacimiento. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Elaborar  el nacimiento del Niño Jesús en el seno de la familia  Asturias Sueiras es una tradición de cuatro generaciones, que surgió  a principios del siglo XX, en el hogar de los padres del premio Nobel de Literatura Miguel Ángel Asturias.
Marco Antonio Asturias, hermano menor del laureado escritor, fue quien  inculcó este fervor a su hijo Pedro José, y  este a su vez lo ha transmitido a su descendiente José Miguel, arquitecto de profesión, quien ahora asume la responsabilidad de elaborar el nacimiento familiar, en la casa paterna, en San Bartolomé Becerra, Antigua Guatemala.
Este nacimiento, repleto de tiernos y coloridos detalles, fue el ganador del  primer lugar del concurso organizado por Prensa Libre, y en él se representan tres ciudades: Nazareth, Jerusalén y Belén,  donde se recrearon cuatro pasajes bíblicos.
“En Nazareth se muestra cuando el Arcángel Gabriel le anuncia a María  que concebirá y dará a luz al hijo de Dios. En la siguiente escena, la virgen María visita a Isabel, su prima, quien está embarazada de Juan Bautista”, explica José Miguel.
En los siguientes pasajes se puede observar al rey Herodes, en espera de los reyes magos. En Belén se ubica el pesebre que recrea el nacimiento de Jesús en un establo.  A un costado destaca un último escenario, con María y José en la carpintería, mientras Jesús da sus primeros pasos.

Seis semanas

Elaborar el nacimiento es una tarea que une a familiares y  amigos cercanos, quienes  desde noviembre  se reúnen cada fin de semana y concluyen la víspera de la  Nochebuena, cuando colocan al Niño Jesús.
El paisaje está ambientado con cuatro tipos de iluminación: día, atardecer, noche y amanecer. El Niño Jesús queda justo al centro del nacimiento, que está repleto de color y vida.

Segundo Lugar

Devoción une a  familia
La familia De León Vásquez dedica casi ocho meses a la elaboración del nacimiento. Lidsay Vásquez dijo que el proceso para montar el nacimiento comenzó en abril, al elegir el tema, y cada año se busca un escenario  distinto para representar la llegada de Jesús.
En julio, su esposo,  Óscar de León, comenzó  a elaborar las casas que  utilizan en el misterio.
El nacimiento es  musicalizado y tiene   dos tipos de luces que   lo ambientan durante el día  y la noche; un río y alrededor de cien pastores. El misterio  está hecho, en su mayoría, de duropor y aserrín.

Tercer lugar

Costumbre  de la  abuela
La familia Osoy Ambrosio cuenta que la tradición de hacer el nacimiento la heredaron  de su abuela paterna, quien murió hace 15 años, pero la costumbre se mantiene.
Carlos y Wendy Osoy tuvieron este año la responsabilidad del diseño y elaboración. Se basaron en la huida de la Sagrada Familia a Egipto, aunque  incluyeron la ciudad de Belén, donde nació Jesús.
El nacimiento está elaborado, en su mayoría, con   materiales reciclables. En él se colocaron 132 pastores y 42 figuras de animales  que, entre montañas, valles y ríos, dan vida  a la Natividad de Jesús.