Desalojados del Valle del Polochic, viven en precariedad

Representantes de las 14 comunidades qeqchíes desalojadas del Valle del Polochic en marzo del 2011 denunciaron ayer que, entre la población expulsada, seis de cada 10 niños menores de 5 años sufren desnutrición crónica, y dos de cada cien de ellos sufren desnutrición aguda.

Publicado el
Durante los desalojos en el  Polochic, los comunitarios perdieron sus viviendas. Ahora  carecen  de      servicios de salud y agua potable.
Durante los desalojos en el Polochic, los comunitarios perdieron sus viviendas. Ahora carecen de servicios de salud y agua potable.

Los datos se obtienen de una investigación del Colectivo de Estudios Rurales Ixim, en el cual también se reportan violaciones a los derechos económicos, sociales y a la seguridad alimentaria de las familias.

María Josefa Max, subcoordinadora del Comité de Unidad Campesina (CUC), señaló que sigue sin cumplirse el derecho a la alimentación, la vivienda, el empleo, la salud y la seguridad, como lo establecen las medidas cautelares establecidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Pobladores que asistieron a la conferencia señalaron que persiste el acoso de agentes de seguridad de la empresa cañera Chabil Utzaj, con la cual los campesinos disputan la propiedad de la tierra.

Condiciones sociales

El 65 por ciento de las familias expulsadas alquila vivienda tras el desalojo, la mitad de las personas afirmaron que no tienen acceso a servicios de salud, y solo el 7 por ciento es beneficiado con el bono seguro. Los comunitarios pidieron al Gobierno que garantice el derecho a la vida.