Detectan más contagios por coronavirus en personal de maquilas en Villa Nueva

Fábricas de textiles cambian protocolos sanitarios para evitar contagios masivos.

Empleados de una fábrica de textiles almuerzan en un área en que se instalaron separadores plásticos para evitar contacto y contagios de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Empleados de una fábrica de textiles almuerzan en un área en que se instalaron separadores plásticos para evitar contacto y contagios de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Al menos otras 34 personas se encuentran entre los nuevos  casos positivos de covid-19, las cuales son parte de los trabajadores de una maquila que funciona en la zona 4 de Villa Nueva; sin embargo, se tiene conocimiento de cien casos más que provienen de otras  fábricas.

Según Julio Vásquez, vocero de esa municipalidad,  explicó que el brote del primer caso se detectó el 15 de mayo último, y se tiene conocimiento de una persona fallecida.

Según el vocero, en la maquila en la que se reportaron los 34 casos,  por disposición propia se detuvieron las actividades,  y será el Ministerio de Trabajo el que deberá  evaluar una posible suspensión.

Vásquez indicó que la información que ellos han logrado corroborar es que son al menos cuatro brotes entre los que se encuentran al menos cien infectados.

Esos contagios, advirtió Vásquez,  dejan en riesgo a las poblaciones del centro de Villa Nueva, Ciudad Real, El Mezquital y Bárcenas, advirtió Vásquez.

En Mixco también fueron revelados  dos contagios en una maquila que funciona en El Naranjo, zona 4 de ese municipio.

Las autoridades de la comuna de Mixco señalaron que las maquilas son foco de contagios, por el hacinamiento en las instalaciones.

Caso provoca alarma

El 27 de mayo último, las autoridades del Ministerio de Salud confirmaron el contagio masivo de 201 personas en una maquila que opera en la zona 7 de San Miguel Petapa.

Ese brote ha puesto en alarma a las autoridades sanitarias durante la emergencia por coronavirus, y en la actualidad se analiza si es necesario imponer un cordón sanitario en la colonia Prados de Villa Hermosa, comunidad en que reside la mitad de los trabajadores de la fábrica de textiles infectados.

El contagio en la fábrica de textiles es la más amplia trazabilidad que hasta el momento Salud ha detectado.

La verificación en esas instalaciones empezó el 11 de mayo pasado, cuando seis trabajadores presentaron síntomas de covid-19 y fueron enviados a revisión al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Dos días después, fueron confirmados positivos, pero no es el único caso. Por lo menos en cinco maquilas más se han detectado brotes.

Nuevos protocolos

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), explicó que luego del caso del contagio masivo en la maquila de San Miguel Petapa, se detectaron fallas, y diseñaron nuevos protocolos.

“Uno de los problemas que causaba aglomeraciones en las fábricas es el ingreso de los trabajadores; todos se reunían a la misma hora en la entrada, y eso no es adecuado”, comentó.

“Además, en el horario de refacción o almuerzo, las personas se debían retirar la mascarilla y estaban reunidas en un área limitada”, expuso Ceballos.

El presidente de Vestex dijo que los protocolos fueron modificados y en las fábricas se han colocado “separadores plásticos en las cafeterías”. También se exige el distanciamiento al momento de ingresar a las instalaciones de la empresa.

No todo ha sido negativo luego del brote de contagios en la maquila de San Miguel Petapa, pues los administradores decidieron adelantar el pago del bono 14  por la suspensión temporal de labores.

Economía

Las maquilas en el país durante la emergencia por coronavirus se han dedicado a la fabricación de insumos de protección para exportarlos a Estados Unidos. Entre los accesorios con más demanda se cuentan las mascarillas y los trajes protectores. Esa labor mantenía en función a 160 maquilas, de las 230 que están registradas en el país.

La demanda de EE. UU. de insumos de protección responde a que no tienen suficientes fábricas de textiles, y en Centroamérica están funcionando sus abastecedores.

La suspensión de fábricas de textiles en Guatemala está afectando el abastecimiento en EE. UU., y el 15 de mayo último el Consejo Nacional de Organizaciones Textiles (NCTO, en inglés) envió una carta a presidente Alejandro Giammattei en la que pidió no cerrar maquilas durante los períodos de confinamiento.

“Existe una gran incertidumbre en la fabricación asociada. La producción avanza, y necesitamos pedir su asistencia inmediata y exenciones especiales”, justifica la NCTO en el documento.