Día21: Santa Claus lleva obsequios a los niños en situación de calle

Este año el recorrido duró alrededor de tres horas en que muchos niños recibieron regalos en medio de una contagiosa alegría.

Disfrazarse de Santa Claus es algo que llena el corazón de José Carlos Barillas, un joven que desde hace varios años lleva alegría a los niños de escasos recursos que encuentra en la calle.

Unos días antes del día de Navidad, Barillas desempolva el traje rojo de Papá Noel y las botas para salir a las calles y regalarles una sonrisa a los pequeños.

Días antes recibe donativos y compra juguetes para repartir entre los niños que encuentra en las calles y también acude al relleno sanitario de la zona 3 para darles un regalo a los menos afortunados.

Este año fue más difícil reunir los juguetes ya que muchos de los donantes no pudieron salir a comprar por la pandemia del coronavirus, por ello le dieron a Barillas el dinero en efectivo y tuvo que salir a comprar los presentes.

Son las 11 de la mañana, el vehículo esta cargado con los juguetes y José Carlos Barillas ya se puso el traje y las botas de Santa Claus.

Esto es algo que le deja mucha satisfacción ya que los niños siempre se alegran al verlo, incluso los grandes.

Es la magia de ese día, el contagiar alegría y positivismo a través de un personaje que es un símbolo de bondad alrededor del mundo.

“Tenemos cuatro años haciendo la actividad y nos motivó la gratitud de los niños de obtener un juguete”, ya que los niños de la calle no esperan ese tipo de situaciones, explica Barillas, quien este año fue a repartir los regalos junto a su amigo Juan Carlos Moreira.

Tiene muchos recuerdos de estos cuatro años, pero la experiencia que más lo ha marcado fue una ocasión en la que un niño le pidió que de regalo quería que le pagara la cuenta de la luz a su mamá.

Esta es una forma de darles un poco de felicidad a algunos niños que debido a la situación económica de sus padres deben salir a trabajar a las calles.

Pero no solo ayuda a niños trabajadores, en general ayuda a niños de escasos recursos.

En la zona 3

Uno de los momentos que más disfruta es cuando llega al relleno sanitario de la zona 3, donde decenas de niños corren a su encuentro para recibir sus regalos.

Barillas prepara esta entrega de obsequios junto a un grupo de amigos, a los que considera su familia.

El Santa de los niños de escasos recursos insta a todos a que en estas fiestas compartan con los demás, y que cuando den, lo hagan de corazón.

Este año el recorrido duró alrededor de tres horas, fuimos testigos de la alegría de los niños al recibir sus juguetes, una alegría que contagia.

José Carlos Barillas asegura que seguirá con esta misión que se ha autoimpuesto, para regalar esperanza.