“Es como jugarse la vida”: mexicano Héctor Panganiba relata su peligrosa hazaña de escalar hasta el cráter del Volcán de Fuego

El video de Héctor Panganiba y su osada aventura de escalar hasta el cráter del Volcán de Fuego se hace viral; estas son las razones de su peculiar expedición.

Publicado el
Héctor Panganiba ha explorado también los cráteres de los volcanes Santiaguito y de Pacaya. (Foto: Éctor Phanghamix/Facebook).
Héctor Panganiba ha explorado también los cráteres de los volcanes Santiaguito y de Pacaya. (Foto: Éctor Phanghamix/Facebook).

El mexicano Héctor Alfonso Panganiba Miranda ha sorprendido en los últimos días tras la publicación de videos en los que se le ve escalando hasta el cráter de uno de los colosos más peligrosos de la región: el Volcán de Fuego.

Y no es para menos. La última erupción del gigante, en junio del 2018, les quitó la vida a más de 430 guatemaltecos.

En entrevista para Prensa Libre y Noticiero Guatevisión, el osado escalador de 34 años, que reside en Ciudad de México, narra los segundos que vivió en ese momento y nos cuenta cuales fueron las razones para hacerlo.

En uno de los videos más aterradores que se hicieron virales se observa cómo Héctor escala al propio cráter del coloso y muestra con su cámara portátil cómo es esa peligrosa cavidad.

Cuenta que su pasión por los volcanes comenzó hace un par de años, cuando escaló otro de los volcanes más riesgosos de México: el Popocatépetl, en el estado de Puebla.

“Mi pasión siempre ha sido el boxeo, en el que comencé desde los 17 años; sin embargo, sentí que me hacía falta algo en mi vida, más emociones. Entonces tomé la decisión de escalar el volcán Popocatépetl”, cuenta sereno.

Agrega que, tras contactar a unos amigos, escalaron el coloso y luego lo hizo otras veces, hasta que decidió llegar solo al cráter, el 20 de julio de 2020, nada más y nada menos que el día de su cumpleaños.

Tras haber filmado las propias fauces del coloso, sus grabaciones se hicieron virales y decidió emprender más retos iguales.

(Foto: Facebook)

En febrero de este año, Panganiba viajó a Guatemala y cuenta que quedó enamorado de sus volcanes, y sobre todo, del reto que representan, por lo que volvió en noviembre para hacer realidad su hazaña: llegar hasta el cráter del Volcán de Fuego, después de haberlo hecho con el Santiaguito y el de Pacaya.

“Sin embargo, al Volcán de Fuego era de medirse, porque es jugarse la vida allí. Aún así no me importó. Tomé la decisión y todavía la noche anterior mis amigos me preguntaban si estaba seguro de lo que iba a hacer y yo les dije que sí”, confiesa.

Frente al cráter del coloso. (Foto: Éctor Phanghamix/Facebook)

Miedo y adrenalina

El día que escalaban el coloso, en el camino “este iba aventando explosiones”. Cuenta que entre el nerviosismo y el cansancio llegaron al llamado Camellón del diablo, en donde se encuentran advertencias del riesgo de seguir avanzando.

“Me dio miedo. El volcán iba aventando explosiones, aventó dos, pero la tercera ya no la lanzó, y yo esperaba esa para poder ascender al cráter”, recuerda.

“Decidí aventarme a la aventura y que pase lo que tenga que pasar y afortunadamente logré salir con vida y grabé lo que tenía que grabar”.

Agrega que tardó en el cráter unos 20 a 30 segundos antes de bajar a toda prisa.

Cuenta que uno de los momentos más impactantes fue que, estando en el cráter, el coloso “respiró” justo frente a él. 

“Fue como cuando se mueve el carbón en un fuego”, explicó.

(Foto: Éctor Phanghamix/Facebook)

No solo por diversión

Panganiba Miranda explica que, a pesar de comentarios negativos en los sitios en los que se ha publicado su material, las grabaciones en el Volcán de Fuego forman parte del documental Los volcanes como nunca los has visto, que busca mostrar cómo realmente es el comportamiento de estos colosos.

En sus aventuras lo ha acompañado y asesorado un amigo que es vulcanólogo y que de hecho toma muestras que contribuyen a entender mejor la estructura y comportamiento de los volcanes.

Recomendó a las personas abstenerse de hacer ese tipo de actividades si no están preparadas.

Cuenta que fue positivo que, luego de que sus videos se han hecho virales, las autoridades guatemaltecas hayan tomado más cartas en el asunto para restringir el acceso a las áreas riesgosas de los volcanes, ya que, por lo general, la gente ignora los avisos y lo que ello representa.