Expertos piden medidas más fuertes de contención para detener escalada de casos

Hasta ayer ya se habían confirmado variantes tan letales como la delta y, más reciente descubierta, la variante andina del SARS-CoV-2, que obligan a replantear las acciones a llevar a cabo.

Publicado el
Coronavirus en Guatemala
Guatemala ha registrado un dramático ascenso de casos durante la primera quincena de agosto de 2021. (Foto Prensa Libre: EFE)

Luego de una semana de decretado el estado de Calamidad y las críticas que recibió por la comunidad científica, principalmente, por su poca eficacia para frenar los contagios, médicos especialistas ven necesario que el gobierno se replantee qué medidas tomar para frenar el alza de contagios y el impacto que tengan las nuevas cepas del covid.

Hasta ayer ya se habían confirmado variantes tan letales como la delta y, más reciente descubierta, la variante andina del SARS-CoV-2, que obligan a replantear las acciones a llevar a cabo.

Este fin de semana, además, se espera que el Ministerio de Salud actualice el nuevo semáforo epidemiológico y revele cuánto ha impactado en las últimas dos semanas el coronavirus en cada municipio.

Por ahora, los números son claros: hay más contagios y por cada 100 pruebas de covid que se reportan al sistema de Salud, hasta 35 salen positivas. Si se compara con meses como enero y febrero, cuando solo 16 pruebas de cada 100 eran positivas, permite concluir que hay un 50% más de contagios, al menos detectados.

El uso de mascarillas en todo momento en lugares públicos, lavado de manos y distanciamiento social, son las medidas imprescindibles en medio de la pandemia, según epidemiólogos. Pero, además, también recomiendan al Ministerio de Salud volver a evaluar las restricciones y aforos máximos permitidos porque, con nuevas variantes más agresivas del virus, podría ser necesario mayor distanciamiento y más precauciones.

Si fuera necesario identificar el peor mes de la pandemia en Guatemala, agosto sería la respuesta. Hace 10 días, el 7 de agosto, el propio viceministro de Hospitales, Francisco Coma, reconoció en declaraciones públicas que “prácticamente todos los departamentos estaban en rojo”, bajo los parámetros del semáforo de covid-19.

Coma, en esa oportunidad, anunció que de los 340 municipios 263 permanecían en rojo, mientras que 51 en naranja y solo 26 en amarillo. Ninguno estaba en verde. Bajo estas mediciones sanitarias se considera que la actualización del semáforo será similar este fin de semana o, incluso, podría incrementarse los municipios rojos.

Más y mejores medidas

El epidemiólogo Arturo Sánchez López considera que se deben seguir exigiendo todas las medidas sanitarias vigentes, como el lavado de manos y el distanciamiento.

Sin embargo, advierte que las personas continúan aglomerándose, sobre todo la población joven que, a su juicio, se relajó y vive su vida en una relativa normalidad, lo que contribuye a la propagación del virus.

De acuerdo con Sánchez López, por estas actitudes es que sí es necesario que el gobierno analice medidas más estrictas, aunque esto no significa que deben ser permanentes.

Lea también: ¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y cómo se vive con él durante una pandemia?

Agregó que para frenar esta oleada se deben tomar medidas urgentes y estrictas, pero aclara que las personas deben tener claro que no serán permanentes.

Sánchez sugirió que, para frenar esta oleada se deben tomar medidas más estrictas como no autorizar reuniones sociales, revisar los aforos y mapas de riesgo, porque a su criterio son acciones necesarias, aunque se afecte el comercio y la economía.

“Las medidas que se tomaron al inicio evitaron que esta pandemia fuera de mayores proporciones en el país”, afirmó.

La infectóloga pedíatra Alicia Chang va más allá y dice que, al menos por las siguientes dos semanas se debería de restringir la movilidad de las personas, cerrar el país por lo menos hasta recuperar el control de los contagios y liberar de presión a los centros hospitalarios.

Chang recuerda que Guatemala sigue en el nivel más bajo de vacunación de América Latina, por lo que mientras no se alcance un número considerado de vacunados, en las restricciones se debería de apostar la estrategia de contención. Al menos reducir un poco las horas de movilidad total e insistir en el cumplimiento de las medidas ya establecidas.

Lea también: Partidos políticos no pueden superar más de tres procesos electorales

“Se están complicando un poco más, en el sentido que si están necesitando muchos—de los jóvenes—ir al hospital. Entonces, lo que sucede es que, la persona por su edad no cuenta con factores de riesgo como para fallecer, pero si necesitará asistencia respiratoria para salir de la etapa crítica. Si todos se enferman al mismo tiempo no hay lugar para atenderlos”, advirtió.

Óscar Chávez, analista del Laboratorio de Datos, que desde el año pasado estudia la evolución del virus a través de los reportes estadísticos, opina que se deben tomar medidas de contención para detener la propagación del virus, pero deben ir acompañadas con medidas socioeconómicas como el bono Familia, pero tomando en cuenta las lecciones aprendidas del año pasado. Además, dice que también se deben tomar medidas financieras en el Ministerio para que tomen el control del manejo de la epidemia.

“Creemos que para lograr esto si se necesitaba el Estado de Calamidad, porque solo a través de recomendaciones no se pueden tomar las suficientes medidas de contención que se necesitan”, afirmó.