Incertidumbre y falta de información rodea a pacientes crónicos que deben ser vacunados contra el covid-19

Las personas con enfermedades crónicas entran en la segunda fase de vacunación, sin embargo, el Ministerio de Salud Pública aún no ha dicho cuando ni cómo inmunizará a estas personas.

Guatemala aún vacuna a personas de la primera línea de batalla al covid-19, proceso que inició el 25 de febrero. (Foto: Hemeroteca PL)
Guatemala aún vacuna a personas de la primera línea de batalla al covid-19, proceso que inició el 25 de febrero. (Foto: Hemeroteca PL)

El Plan de Vacunación contra el Covid-19 contempla en su segunda fase a las personas mayores de 70 años y adultos de cualquier edad con enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, enfermedad pulmonar, enfermedad renal, cardiopatías, enfermedades cerebrovasculares, VIH y cáncer.

En la fase 2b tienen contemplados a los adultos de 50 a 69 años y aunque ya inició la etapa de registro para los adultos mayores, las personas con enfermedades crónicas aún no están siendo contempladas.

Aunque Ministerio de Salud Pública y Asistencia social (MSPAS) indica que el registro se habilitará para estos pacientes según la cantidad de vacunas disponibles en el país, la falta de información en las distintas unidades de atención permea entre las clínicas que tratan de tener a sus pacientes al día con sus medicamentos.

La falta de información que rodea al plan de vacunación contra el covid-19 provocó que 5 mil 936 personas que no pertenecen a la fase 1 del plan durante la Semana Santa provocando colapso en los distintos centros de vacunación y que personal médico no alcanzara a inmunizarse durante estos días.

Las fase 2 de vacunación incluye a los adultos mayores de 70 años y personas con enfermedades crónicas. (Foto Prensa Libre: captura de pantalla del Plan de Vacunación contra el Covid-19 del MSPAS).

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) indicó que son alrededor de 250 mil personas con enfermedades crónicas que están afiliadas al Seguro Social y que deberán también esperar las instrucción de Salud para poder registrarse y esperar qué centro de vacunación les asignen.

Preocupa manejo de datos

Al ser consultadas las Unidades de Atención Integral para pacientes con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) se mostraron preocupados por cómo el MSPAS irá a manejar la información confidencial de cada persona.

Los argumentos de esta desconfianza se remontan al momento en que se hizo pública una lista de personas positivas a covid-19 al inicio de la pandemia, en 2020.

“Nos preocupe la confidencialidad con que manejen la información, hasta el momento solo nos han pedido los listados de los pacientes que tenemos, pero aún no sabemos la logística de la vacunación”, dijo la doctora Gladys Sajché de la unidad de atención de Coatepeque, Quetzaltenango.

Sajché, que atiende a alrededor de 1 mil 300 personas,  agregó que el estigma que aún persiste en la sociedad contra quienes son VIH positivo, hace que muchas de ellas decidan llevar sus tratamientos médicos en los centros de salud lejanos a su comunidad.

Por ello recomiendan que estas personas sean vacunadas en los centros donde llevan su tratamiento.

El doctor Roberto Santa Marina, de la unidad de atención de Malactán, San Marcos, indicó que una posible solución a esto, es que se pida a los pacientes identificarse con su código de salud y no por su nombre, de lo contrario, habrán muchos que no querrán vacunarse para evitar ser identificados.

“Aún hay muchas dudas con los pacientes, hemos estado muy ocupados viendo cómo evitar que abandonen su tratamiento debido a la pandemia y esto de la vacunación es algo extra que todavía se debe definir”, dijo Santa Marina quien ve a más de 700 pacientes mayores de 18 años que tendrán que ser vacunados.

Otra preocupación gira alrededor del poco acceso a internet que puedan tener las personas que viven en el área rural, ya que alrededor del 15 por ciento de quienes son tratados en Coatepeque no pudieron ser contactados durante la pandemia porque no tienen la información actualizada.

Solo la Unidad de Atención al Enfermo Renal Crónico (Unaerc), registra 5 mil 704 pacientes y calculan que el 69 por ciento de ellos está en el área rural.

Nicté García, comunicadora de Unaerc, indicó que desde enero de este año enviaron varios oficios dirigidos a la ministra de Salud, Amelia Flores, donde se pide que se tome en cuenta a los pacientes renales dentro del plan de vacunación.

Según explicó García, el 20 de marzo recibieron la primera comunicación del MSPAS donde les pide el listado de pacientes, sin embargo, siguen sin conocer cuál será el protocolo. “Estamos esperando respuesta del Ministerio de Salud porque aún no tenemos las instrucciones”, indicó.

 El plan de Salud

El ministerio de Salud indicó que el proceso de registro de vacunación en sus diferentes fases se llevará a cabo a través de un formato electrónico similar al que se está haciendo con los adultos mayores de 70 años.

Esta modalidad ha presentado dificultades para los adultos que no utilizan dispositivos electrónicos y a quienes no ha llegado la información que ha circulado en redes sociales. En las primeras 24 horas se registraron 1 mil 929 personas.

La ministra de Salud, Amelia Flores, indicó que en los próximos días habilitarán kioscos en centros comerciales, gobernaciones departamentales y oficinas municipales para que las personas puedan acercarse y recibir ayuda en su proceso de registro.

“Sabemos que puede haber personas que se inventen una enfermedad crónica, yo les recomiendo que no lo hagan porque le están quitando el lugar a una persona que sí necesite la vacuna”, dijo Flores.