La muerte llama a su puerta 

Adela Dolores Bedoya de Rosales, de 56 años, murió baleada este viernes por la noche en su vivienda ubicada en la 2ª avenida 1-03 del callejón El Encanto, zona 3 de Santa Catarina Pinula.

Agentes de la PNC y socorristas observan el cadáver de Bedoya de Rosales. (Foto Prensa Libre: CVB)
Agentes de la PNC y socorristas observan el cadáver de Bedoya de Rosales. (Foto Prensa Libre: CVB)

La víctima y su esposo acudieron a una iglesia cristiana a la cual asisten con frecuencia. Luego retornaron a su vivienda y se disponían a descansar.

En ese momento tocaron la puerta de la casa en reiteradas ocasiones. Los golpes eran fuertes así que Bedoya salió a ver de quién se trataba.

Cuando abrió la puerta un individuo le apuntó con un arma de fuego y le acertó cinco balazos en el rostro, los cuales le segaron la vida en el instante.

Julio Sánchez, portavoz de los Bomberos Voluntarios, indicó que los socorristas fueron alertados por el ataque pero nada pudieron hacer por la víctima.

Bedoya de Rosales fue identificada por su esposo, quien es discapacitado y utiliza una silla de ruedas para movilizarse.

Fue amenazada

Vecinos dijeron a las autoridades que hace unos días la fallecida discutió con supuestos pandilleros que operan en el sector.

“Ella se alegó con los pandilleros y la amenazaron”, expresó un vecino que prefirió mantener su identidad en el anonimato.

Personal del Ministerio Público e investigadores de la Policía Nacional Civil llegaron al lugar para recabar evidencias.