Comunitario

Primer caso de siameses genera expectativa en Hospital Roosevelt

Los hermanos Pedro y Augusto Tut Xol, que están unidos por el cráneo, son evaluados por el equipo médico del Hospital Roosevelt para determinar si es posible su separación, y cuándo podrían ser intervenidos. 

Por Ana Lucía Ola

Los siameses Pedro y Augusto se encuentran en el área de alto riesgo 1, de Neonatología del Hospital Roosevelt. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
Los siameses Pedro y Augusto se encuentran en el área de alto riesgo 1, de Neonatología del Hospital Roosevelt. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

En el área de Neonatología, en el ala de servicio de alto riesgo 1, del Hospital Roosevelt, se encuentran los siameses. Los médicos evalúan a los pequeños y hacen los estudios necesarios para determinar si es posible su separación.

Augusto pesa 6.6 libras, es el más activo e inquieto, según la médica Miriam Román, jefe de la unidad. Su llanto se escucha detrás de una ventana de la habitación en donde los niños permanecen desde el martes último, cuando fueron traídos al nosocomio desde Petén, donde nacieron. Están rodeados de varios aparatos que monitorean sus signos vitales y su evolución. Pedro pesa 6.1 libras y es más tranquilo.

El estado de los niños es estable, informó el director del hospital, Marco Antonio Barrientos. “Están respirando por sí solos, succionan bien; se les va a comenzar a dar alimentación por vía oral y dependiendo de los estudios se verá si es posible la separación”, señaló.

Pedro y Augusto nacieron el martes último en el Hospital de San Benito Petén, por cesárea a las 6.58 horas. Por su condición fueron trasladados a la capital vía aérea, e ingresados al Hospital Roosevelt.

Le puede interesar: Qué son los siameses y por qué ocurre

Desde su ingreso, el cuerpo médico ha practicado una serie de exámenes a los hermanitos para evaluar su condición.

Todas las pruebas que hemos hecho son bastante alentadoras, hemos realizado ultrasonidos, una tomografía computarizada del cráneo y un ecocardiograma para evidenciar si existe otra anomalía. A Dios gracias no existe ninguna. Estamos pendientes de realizar mañana una angiotomografía”, indicó Barrientos.

Un equipo multidisciplinario de no menos 60 profesionales están involucrados en el caso, y según el director, el nosocomio cuenta con todo lo necesario para efectuar los análisis correspondientes, tanto en lo que se refiere al equipo médico quirúrgico, como en medicamentos.

“Ellos están unidos por la cabeza y con estos estudios tratamos de evidenciar qué órganos comparten, la vascularidad de todas estas estructuras, para ver qué procedimientos podemos hacer”, agregó. 

Barrientos recordó que en el Hospital Roosevelt han sido tratados varios casos de siameses, todos hasta ahora de mujeres. Uno de ellos es el caso de las Mariítas, que en el 2001 nacieron unidas por el cráneo y separadas con éxito en Estados Unidos. Pedro y Augusto serán los primeros varones a los que atienden.

Otro caso se dio en el 2006. En Sololá nacieron las Angelitas, que estaban unidas por el abdomen. Ellas fueron separadas con éxito en el Hospital Roosevelt, pero una de ellas falleció debido a que su corazón no estaba bien formado.

El año pasado, y la historia más reciente es la de las Esmeraldas, separadas con éxito, pero una de ellas, Esmeralda Angely, murió dos meses después de la cirugía.

No deje de leer: María Teresa, una de las Mariítas, ya es ciudadana estadounidense

Por estar unidos por el cráneo es un poco más difícil, porque está el sistema nervioso central y las complicaciones puedan ser mayores, por eso se están haciendo todos estos estudios desde ayer. Los neonatólogos, junto neurocirugía, están haciendo las evaluaciones para obtener los mejores resultados”, manifestó el médico.

La madre de los siameses, Luisa Xol Caal, de 25 años, aún se encuentra en el Hospital de San Benito Petén, recuperándose de la cesárea; sin embargo, el padre Mario Tut Asij, de 28, viajó con los pequeños a la ciudad. Barrientos señaló que están en conversaciones para determinar de qué manera pueden ayudarlo durante su estadía en la capital, pues se desconoce cuántos días tardará la evaluación de los niños.

Contenido relacionado

> Las Rositas cumplen tres años

> Separan a siameses las Esmeraldas 

> Roxana Baldetti se declara inocente por el fraude del Agua mágica