Más de 18 meses sin trabajo: El drama que viven las personas que laboran en las ferias de Guatemala

Aproximadamente mil familias se han quedado sin ingresos durante la pandemia.

Publicado el
Más de 18 meses sin trabajo para las ferias
Trabajadores de ferias han mostrado su descontento ante las medidas ejercidas por el ejecutivo. Foto Prensa Libre: Erick Ávila.

Trabajadores de asociación de ferias no han trabajado desde que inicio la pandemia en 2020, por las prohibiciones del gobierno central, para evitar las aglomeraciones y el incremento de casos de Covid-19.

El 15 de agosto se celebra la feria en honor a la Virgen de la Asunción en Guatemala, sin embargo, ante el reciente incremento de casos y las prohibiciones decretadas el pasado viernes, los representantes de las ferias, han comentado que las medidas les han perjudicado económicamente.

“Económicamente mal, moralmente mal, espiritualmente mal, hay muchos compañeros que partieron por esta enfermedad y otros compañeros tuvieron que deshacerse de sus cosas de trabajo porque hay que llevar alimento a la mesa y no hemos podido trabajar”, comentó, Carlos Martínez, vicepresidente de la asociación de ferias.

Tránsito vehicular es fluido en el lugar.
Según agentes de la PMT que integran el dispositivo de regulación de tránsito en áreas colindantes al templo, la afluencia ha sido baja y sin mayores sobre saltos. Foto Prensa Libre: Lot Álvarez.

El representante comentó, que tan solo en la feria de Jocotenango, han perdido en ingresos aproximadamente Q 10 mil, por cada comercio y familia, libres de traslados e instalaciones.

Ha añadido que por las prohibiciones que recientemente se publicaron, se les estaría estancando el poco trabajo que han tenido durante meses.

 

“Hay compañeros que en el interior ya iban a empezar a trabajar, pero con las nuevas medidas que han tomado, se estancan los pocos ingresos que iban a tener”, añadió, Martínez.

Poca feligresía en la iglesia.
Poca afluencia de feligresía a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en comparación a otros años donde no se sufría la pandemia por Covid-19. Foto Prensa Libre: Lot Álvarez.

Según ellos pueden trabajar con las medidas de bioseguridad y garantizar que no se contagiaran las personas en la feria.

Además, han solicitado al presidente que se les pueda facultar a trabajar, aunque el semáforo de coronavirus este en rojo, porque según ellos, laboran en espacios abiertos y guardan los protocolos de limpieza y desinfección.