Masificación de pruebas dependerá de la capacidad de laboratorios para procesarlas

El Ministerio de Salud practica entre mil 400 y mil 500 pruebas de covid-19 al día. Sectores recomiendan ampliar la toma de muestras.

Publicado el

El viceministro de Salud, Miguel Ángel Borrayo, admitió en una citación que en algunas oportunidades se han acumulado pruebas de covid-19 sin procesar debido a la capacidad que tienen los laboratorios.

Actualmente nueve laboratorios procesan las pruebas de detección del nuevo coronavirus, entre estas el Laboratorio Nacional de Salud. En este lugar la capacidad de procesamiento es de 700 a 800 pruebas diarias, según explicó Borrayo.

“Inicialmente cuando platicábamos con el personal que no estábamos en ese momento con tantos casos, ellas nos decían nosotras podemos procesar entre 200 y 250 pruebas al día, ellas calculaban lo que ellas podían trabajar, sin embargo, actualmente han estado trabajando hasta 700 y 800 piezas al día”.

La capacidad en el resto de laboratorios se desconoce, el viceministro no precisó los datos al asegurar que cada día varían. Borrayó agregó que se han acumulado varias pruebas debido a que los laboratorios no se han dado a basto. Hay al menos cuatro laboratorios más que iniciarían a procesas pruebas, entre estos la Facultad de Farmacia de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

“Si hemos tenido esta semana acúmulo de pruebas, incluso con ellas estuvimos un día para que fueran al cuarto frío las pruebas que nos llegaban de los centros de salud, no teníamos realmente cómo procesar la cantidad de pruebas que estaban llegando en esos días”, explicó.

Masificar pruebas

Según Borrayo la capacidad de procesar las pruebas es uno de los motivos por los que no han masificado pruebas, porque entonces no se podrían dar resultados pronto.  “Si yo lleno un laboratorio de pruebas no puedo dar resultados ese día, los irá dando paulatinamente, entonces los dan en 8 días, sí porque estamos llegando a un volumen tan grande que no puede procesarse”.

El funcionario también dijo que la masificación se debe hacer en los lugares donde se considere existe un brote del virus y además, aprovechar esa prueba para detectar otras enfermedades.

“Masificación estamos haciendo de la siguiente manera, una masificación en los puntos donde hay brotes de la enfermedad. Eso significa que si en determinado momento hay un brote que está brotando ahí en una maquila, hagámosle a toda la gente que estaba en esa maquila, era esta persona y era la otra, pero  llevan días de estar trabajando juntos, entonces se masificó en la maquila pero no se masificó en toda Villa Nueva”, dijo Borrayo.

También señaló que evitan que las personas se confíen en que no tienen covid-19, porque nada garantiza que en unos días den positivo a la prueba.

“A mi me interesa que no se me contamine más gente, yo se que si hago más pruebas voy a agarrar más pacientes positivos, pero todos aquellos que salgan negativos los tengo que educar para que no crean que estar negativos hoy les da una libertad para irse a correr a todos lados, el que hoy es negativo, nadie te dice que en dos días sea positivo”.

Urge ampliar pruebas

Para el Director Ejecutivo de FUNDESA, Juan Carlos Zapata, la mayor preocupación es que el gobierno no está comprando pruebas para tener las suficientes y así poder aumentar el número de pruebas en el país. Aseguró que Guatemala debería practicar cerca de tres mil prueba diarias.

“Ha caído el número de pruebas que estaban haciendo la semana pasada, definitivamente hay algo más que solo el número de laboratorios, nosotros estamos claros que hay una capacidad máxima pero ya se habían empezado a hacer más de dos mil 300 pruebas diarias, y ahora cayó a mil 500 o mil 700 pruebas diarias, habría que entender mejor si también el gobierno está comprando pruebas y cuántas tienen en disposición”, detalló.