Mides se apresura para realizar segundo pago del Bono Familia

El Ministerio de Desarrollo Social desconoce cuando empezará a entregar el segundo pago del Bono Familia, sin embargo, la cartera del Tesoro estará por trasladar recursos a ese ministerio para hacer efectivo ese pago.

El Bono Familia equivale a un pago de Q1 mil mensuales a las familias afectadas por el covid-19, y el primer pago se realizó el 26 de mayo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El Bono Familia equivale a un pago de Q1 mil mensuales a las familias afectadas por el covid-19, y el primer pago se realizó el 26 de mayo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Mientras julio se consume el segundo aporte del Bono Familia aún no está listo para entregarlo a los 2.5 millones de beneficiarios que, según el Ministerio de Desarrollo Social, han calificado para obtener la subvención gubernamental en medio de la pandemia de covid-19.

Desde el Mides, aunque la fecha del segundo pago todavía no está definida, sí lo está la necesidad de solicitar una ampliación del presupuesto del programa que, de otra forma, no alcanzará para hacer el tercer desembolso de Q1 mil.

Mientras tanto, en el Organismo Legislativo algunos diputados todavía no están convencidos de la necesidad de una ampliación presupuestaria porque no está claro cuánta gente está en el padrón de beneficiarios y los atrasos en el segundo desembolso también hacen dudar de la eficiencia de la administración del programa.

Oficialmente, el viceministro de Desarrollo Social, Juan Pablo González Bonilla, durante una citación oficial con la bancada Compromiso, Renovación y Orden, (Creo), dijo que por ahora solo 1 millón 685 mil 859 familias recibieron el primer pago de Q1 mil cada una, aunque el programa está previsto para 2 millones de beneficiarios, con un total de Q6 mil millones en fondos.

González Bonilla dijo a los diputados que parte de los atrasos fue que el mismo Congreso ha ampliado la cobertura a 600 mil personas más, pensionadas del Seguro Social y ahora los beneficiarios deben llenar una encuesta telefónica para afiliarse al programa y ahí están los atrasos.

“No tienen certeza de cuanta gente es la excluida por el tema de jubilados, no saben cuanta gente más van a tener que incluir. En este momento no creo que van a necesitar más plata, si ni siquiera han podido llegar a los dos millones de familia que se tenía previsto beneficiar”, dijo Rodolfo Neutze, jefe del bloque Creo.

Una preocupación manifiesta de Neutze es que oficialmente no hay un registro de cuántas personas finalmente serán beneficiadas. “El presidente -Alejandro Giammattei- fue el que dijo que iban a necesitar dinero para otras 600 mil familias, pero no sabemos de dónde sacaron ese número”, señaló.

El bloque Creo citó al funcionario del Mides porque “hay muchas quejas de guatemaltecos que no han recibido el Bono”.

Quejas a diario

El tercer vicepresidente del Congreso, Armando Castillo indicó se ha atrasado el segundo pago por la encuesta que están llenando las personas en dónde les preguntan si tiene a algún niño con desnutrición, adulto mayor o discapacitado.

“Es preocupante porque está muy claro y lo ha dicho el ministro -Raúl Romero- que el llenar o no la encuesta no implica que no se vaya hacer el pago, a diario recibimos quejas de las personas que reclaman que nos le llega el segundo pago y los recursos para el segundo pago están, el hecho de levantar una encuesta está bien, es un mecanismo para obtener alguna información, siempre y cuando que no sea una condicionante para no dar el segundo pago”, dijo Castillo.

El parlamentario señaló que hasta el momento no ha habido una petición para que se les amplíe el monto para ese programa, ya que se tiene asignado un monto total de Q6 mil millones. “Creo que sería un tema por evaluar y estamos por recibir el informe que se les pidió para ver cómo va la ejecución de esos recursos”, refirió.

El jefe de la bancada humanista, Rudio Lecsan Mérida indicó que este proceso va lento, pero que de cualquier modo se debe de superar con la entrega del segundo pago.

“Yo lo que asumo que son las mismas razones de la poca ejecución presupuestaria, y además que hay exceso de burocracia y creo que la administración pública no ha logrado entender que estamos bajo el imperio de la Ley de Orden Público y en ese sentido las cosas deben de caminar más rápido, tampoco encuentro la diferencia de la ejecución presupuestaria que se tiene en tiempos normales a hora con la crisis y estamos en julio y el presupuesto aún no lo pueden ejecutar”, explicó el parlamentario.

Será esta semana

El titular del Mides, Raúl Romero, más optimista que su viceministro, señala que entre un 80 y 90 por ciento de beneficiarios han actualizado sus datos y el pago del segundo desembolso se podría hacer al final de esa semana, aunque, reconoce, todavía hay un grupo de personas que no han recibido el primer aporte porque se amplió el plazo de inscripción hasta el 15 de julio por la ampliación de la base de candidatos al Bono hecha por el Congreso.

“Con los recursos que hay tenemos para pagar perfectamente el primer y segundo pago y el tercer aporte, como ya va a haber un gran total, habría que ver cuánto de saldo queda para hacerlo, pero tendría que ser menor a los Q1 mil”, advirtió Romero.

Hasta ahora el Mides dice no saber cuánto dinero necesitarían para cumplir con los tres aportes del programa y la incógnita llega hasta la cartera del Tesoro, aunque esta última podría hacer una modificación presupuestaria interna y quitarle a un programa que no haya avanzado en su ejecución y trasladarlo al Bono Familia.

Finanzas, por ahora, se concentra en terminar las gestiones para poder trasladar los recursos suficientes para cubrir el segundo desembolso que es esperado por las familias beneficiarias desde el 1 de julio.

La modificación de la ley

El decreto 22-2020 con el que se ratificó la ampliación del estado de Calamidad Pública por un mes más, también se incluyeron modificaciones al decreto 13-2020 que da beneficios a personas que resulten afectadas económicamente por la pandemia del coronavirus como el programa del Bono Familia..

En estas modificaciones se incluye para ser beneficiados a los pensionados y jubilados ya sea del Estado o del Seguro Social que reciban menos de Q2 mil al mes de pensión.

También establece la priorización de los beneficiarios en pobreza, madres solteras y hogares monoparentales, adultos mayores, las personas con discapacidad, las personas con enfermedades crónicas y degenerativas, y las familias con niños o niñas en estado de desnutrición debe realizarse por núcleo familiar, aunque estos convivan en un mismo lugar de residencia, de forma que cada núcleo familiar de las personas priorizadas pueda ser beneficiario del programa.

Con lo que beneficia a más núcleos familiares que residan en una sola vivienda y que solo tengan un contador de energía eléctrica.

También se benefician a aquellas personas o familias que no gozan del servicio de energía eléctrica para que reciban el beneficio de forma efectiva e inmediata.