Cuarentena: Mujeres escapan de la violencia en plena crisis por el coronavirus

Según los datos que maneja el Ministerio Público (MP) aunque exista un toque de queda se siguen reportando la desaparición de tres mujeres cada día, quienes podrían estar escapando de la violencia doméstica en compañía de sus hijos.

La recomendación generalizada para evitar la expansión del coronavirus es “quédate en casa”. Este mensaje se escucha a diario cuando autoridades de gobierno piden evitar la expansión del covid19 en Guatemala. Aunque parezca una recomendación sencilla, no lo es para todos.

Una muestra de ello son las estadísticas que maneja el Ministerio Público (MP) las que antes de la crisis por el coronavirus reportaban 155 denuncias de violencia contra la mujer por día, pero en marzo los reportes llegaron apenas a un 25 por ciento.

A criterio de Lucrecia de Cáceres, secretaria de la Mujer del MP, no significa que los patrones de agresión desaparecieran por arte de magia, sino que por el contrario, continúan, pero por alguna razón las mujeres ya no están denunciando.

“Vemos que en el MP bajan el 75 por ciento las denuncias de las mujeres y nos empezamos a preocupar porque no es posible que baje tan drásticamente y que no exista la violencia, sino al contrario, es el silencio de muchas mujeres en sus hogares”, explicó Cáceres.

Algunas de las posibles causas que se evalúan sobre la disminución tan grande de denuncias de violencia contra la mujer es que las medidas sanitarias y de seguridad implementadas por el coronavirus impiden la libertad de denuncia.

“Probablemente por falta de transporte, el toque de queda y otras medidas que por seguridad y salud son necesarias”, explicó Cáceres.

En los primeros días de abril hubo un cambio en este comportamiento, pues pasó a tener un leve incremento que lo llevó hasta un 35 por ciento.

Prefieren el coronavirus a los golpes

Entre las estadísticas que maneja el MP sobresale que al día se reportan tres alertas Isabel/Claudina, lo que se traduce en que mujeres desaparecidas podrían haber sido blanco de secuestro y en el peor de los casos, hasta de un femicidio.

Pero las investigaciones, por ahora, señalan que estás desapariciones podrían ir más encaminadas a mujeres que escaparon de su casa por los constantes patrones de violencia.

El Ministerio Público respalda esta tesis, porque la desaparición de mujeres va de la mano con las alertas de niños extraviados, posiblemente porque las madres huyeron en compañía de sus hijos pequeños.

“Tenemos un promedio de tres mujeres desaparecidas al día, algunas coinciden con alertas Alba/Keneth y es donde se está analizando si están huyendo de sus agresores”, señaló Cáceres.

Este dato también lo respaldar el Procurador General de la Nación, José Luis Donado, quien dijo que esa institución ha recibido reportes de menores agredidos y 74 que están desaparecidos.

“Se ha determinado la existencia de algún tipo de violencia que  motiva que esta persona se vaya”, señaló Donado.

Confinamiento y alcohol, una mala combinación

Entre tanto, la Policía Nacional Civil (PNC) explicó que se encuentran dando seguimiento a cada uno de los reportes que obtiene por violencia contra la mujer, y coincide en que durante marzo la baja en las denuncias fue considerable.

“En este caso no nos preocupan tanto los números que están, sino los que no están, la cifra negra que se presenta con el tema de violencia intrafamiliar”, explicó Ervin Mayén, director de la PNC.

Durante la Semana Santa el presidente Alejandro Giammattei prohibió el expendio de bebidas alcohólicas, pero la medida se levantó permitiendo horarios especiales para la adquisición de estos productos, que si bien no pueden ser consumidos en la vía pública, no existe ninguna restricción para su consumo en el hogar.

“Sabemos que el confinamiento, el estar todos los integrantes de una familia en un domicilio y si a eso le agregamos el factor de bebidas alcohólicas, tenemos que la cifra negra está ahí”, dijo Mayén.

Violaciones aún con toque de queda

Las agresiones contra la mujer pueden ser psicológicas, físicas y hasta sexuales. En este último punto el MP señala que a pesar de las diferentes medidas de seguridad se siguen dando las violaciones.

“Vemos mujeres con la nariz fracturada, con los brazos lastimados, con la cabeza ensangrentada o como a la fecha que tenemos entre cinco y seis violaciones de mujeres”, manifestó Cáceres.

La funcionaria pidió continuar denunciando en la medida de lo posible cualquier tipo de agresión contra la mujer. Tan solo del 6 al 12 marzo se reportaron 32 llamadas por violencia física.

Uno de los números habilitados por las autoridades para denunciar violencia contra la mujer es el 1572, medida que impulsa la Presidencia, pero que el MP respalda.

Las autoridades concluyeron que una baja en las denuncias no significa que haya menos violencia. De hecho, además de las agresiones contra la mujer también se registran 138 denuncias por violencia contra menores y 64 casos de abandono de personas que van de 0 a 59 años.