Salud cancela eventos para abastecer de insumos a hospitales

Compras que había anunciado el presidente Giammattei el pasado domingo fueron anuladas con el argumento de que no cumplían con lo establecido en las bases y especificaciones requeridas.

El Ministerio de Salud sigue sin adjudicar compras de equipo de protección para el personal médico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Ministerio de Salud sigue sin adjudicar compras de equipo de protección para el personal médico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El domingo último, el presidente Alejandro Giammattei informó durante su cadena de radio y televisión que estaba a punto de adjudicar compras de productos de bioseguridad, para atender la crisis sanitaria por el covid-19 y abastecer a los hospitales; sin embargo, cuatro días después fueron rescindidas las licitaciones.

El Ministerio de Salud subió nueve concursos para adquirir 15 insumos diferentes, y que permitían la recepción de ofertas parciales, es decir, que las empresas podrían ofertar la cantidad de insumos que tuvieran en existencia para entrega inmediata, lo que permitía que otro proveedor pudiera ofertar para completar el lote solicitado.

Esa cartera  buscaba adquirir guantes, mascarillas, trajes de bioseguridad, protectores faciales, batas y otros suministros médicos.

A pesar de que los procesos de excepción permiten agilizar las compras, esto no ha sucedido en la cartera de Salud.

En su momento el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, señaló que ha sido difícil adquirir productos, debido a que hay estructuras ineficientes en muchas partes del Estado que cuesta cambiar y, sobre todo, que en esa cartera -Salud- se han dado muchos manejos dudosos y quebrar esos sistemas ha sido difícil.

NOGDescripción Cantidades Unidad de Medida
12549045Mascarilla quirúrgica de tres capas 2,200,000 Unidad
12549029 Mascarilla tipo Respirador N95 con y sin válvula 5,500,000 Unidad
12549177Zapatones para área quirúrgica 2,400,000 Par
12549657Lentes protectores de Bioseguridad no descartable 726,800Unidad
12549703Protector facial (careta facial) 902,000 Unidad
12549452Trajes de Bioseguridad, tallas S, M, L 867,400 Unidad
12549282Guantes descartables, tallas pequeño, mediano y grande 48,920 caja de 100 unidades
12551813Batas estilo gabacha, tallas M y L5,500,000 Unidad

Compras directas

Las autoridades del Ministerio de Salud informaron que el objetivo primordial de estas adquisiciones era el de cumplir con las normas de protección que requiere el personal médico y paramédico que está en primera línea.

Detallaron que con estas especificaciones se levantaron nueve concursos para compras, se recibieron 99 ofertas electrónicas y participaron 46 proveedores, algunos de estos no adjuntaron de forma electrónica toda la documentación requerida, por ejemplo: declaración jurada, inscripción de registro sanitario, entre otros, por lo que se solicitó ampliación de información, pese a dar el tiempo necesario, algunas de estas empresas no cumplieron con lo establecido.

“Los insumos presentados por parte de los ofertantes, muchos de estos no cumplieron con los procedimientos de revisión, por lo que fueron descartados. Pese a que no se lograron estas adjudicaciones, ahora se realizará procedimiento de compra directa, de este nuevo proceso está informada y da seguimiento la Comisión de Transparencia de la Presidencia y el Viceministerio de Transparencia del Ministerio de Finanzas”, explicaron las autoridades por medio de comunicación social de esa cartera.

También exponen que con la finalidad de transparentar y garantizar los procesos de compra de insumos en esta emergencia provocada por el coronavirus, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social suscribió un convenio marco de cooperación interinstitucional integrado juntamente con el Ministerio de Finanzas Públicas, el Ministerio de Economía, el Ministerio de la Defensa Nacional y otras instituciones.

Lo que se buscaba era lograr realizar las compras al mejor precio y con el mejor producto garantizando que se tuvieran insumos en existencia. Con el apoyo de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa) y de personal médico que colaboró con la mesa, se realizaron las bases técnicas de 14 insumos de protección personal.

Desabastecimiento continúa

Para la defensora del derecho de la salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Zulma Calderón, las repercusiones de no adjudicar estas compras continúan siendo ese desabastecimiento sostenido que ha habido en el equipo de protección personal, sobre todo porque “este es el momento más que crítico, porque estamos en esa fase acelerada de la curva y los casos siguen en aumento”.

“La atención a los pacientes se ha venido diversificando, ahora no solo debe haber equipo de protección personal únicamente para los servicios de salud, sino que se han integrado otros espacios como los hoteles y ahí debe haber  equipo de protección acorde a los casos que están atendiendo y esto lo que nos evidencia es la falta de previsión, porque no hay un plan del Ministerio de Salud para atender la emergencia que se está enfrentando”, resaltó Calderón.

La defensora considera que el desabastecimiento no debería ser un problema, porque en este momento se debería estar enfrentando otro tipo de situaciones. “Ya estamos cansados de estar denunciando la importancia de haberse abastecido a tiempo; sin embargo, hoy se sigue enfrentando ese clima de incertidumbre, porque no se puede trabajar y prestar la atención sin tener la certeza de cómo protegernos”, señaló.

“El estado de Calamidad también le da -al Ministerio- otras opciones administrativas para poder comprar  insumos y resolver de forma paliativa lo urgente”, refirió Calderón.

No son razonables las anulación

El consultor de Acción Ciudadana, Marvin Flores considera que es poco razonable que procesos de adquisición de insumos que son básicos y de uso común que son bienes estándar tengan problemas en los concursos o que los oferentes hayan incumplido con un requisito.

“Normalmente lo que sucede es que los requisitos son de forma y otros de fondo, si son de forma los que se incumplieron estos son subsanable en termino de 24 horas según la ley, pero no suena razonable que compras tan básicas tengan problemas en los procesos de adquisición ya sea de lado de gobierno o de los proveedores, es muy difícil que esto suceda”, señaló Flores.

El experto en temas de transparencia manifestó que esperaría que no sea para adjudicarle a alguien, por lo que la Contraloría que hace procesos de auditoria concurrente, por lo que tiene que ponerle mucha atención.

“No es la primera vez que el ministerio de Salud a pesar de los cambios en los viceministros, quedan mal en los procesos con errores que realmente parecieran muy sencillos de prevenir y subsanar, pareciera que hay un tipo de interés en beneficiar a determinados proveedores con algo que es básico y urgente con el personal médico que está atendiendo la crisis”, manifestó el experto.

Flores señaló que debido a que el Estado se tarda mucho en pagar las empresas le ponen un pequeño valor adicional, pero no debería de tener una diferencia tan significativa con lo que hay en el mercado sobre todo porque son compras en volumen, el tema de economía de escala tiene mucho que ver en este tipo de compra.

Errores en las bases

La diputada y exministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack manifestó que, al revisar las bases de los eventos, se pudo determinar que había errores, un ejemplo fue el de equipos de protección de bioseguridad, po rque las especificaciones hablaban sobre zapatones o gorros y otras bases no eran específicas, pues los oferentes preguntaban si el producto lo necesitan con costura o sin costura o qué peso la tela.

“Las especificaciones técnicas de los productos no estaban claros y eso le genera a la empresa u oferente dificultades para poder ofrecer sus productos y entregar las muestras que se necesitan. Sí vimos un problema en el diseño de las bases. Aparte, se puede observar que sí hay productos, pero no todos se alineaban necesariamente a lo que se les solicitaba, la maría de oferentes ofrecía mascarillas KN95, que son chinas, cuando las bases pedían N95, que son estadounidenses, pero que son parecidas, no hubo la flexibilidad para adjudicar”, expuso la exministra.

Hernández Mack añadió que se pudo evidenciar que algunas empresas no contaban con licencia sanitaria o sus productos no contaban con registros sanitarios.

“Se debe tomar en cuenta que estamos en una emergencia, que estamos en estado de Calamidad que permite hacer las compras por excepción, toda vez se haga una compra de forma transparente y con precios justos se debería hacer la compra sin necesariamente hacer los eventos competitivos, no entendemos qué pasa”, refirió Hernández Mack.

La diputada manifestó que en siete eventos hubo 106 ofertas y a ninguna se le adjudicó ningún evento.

“Se pueden hacer compras con procedimientos más agiles, siempre transparentes y con el visto bueno de la Contraloría General de Cuentas para poder hacer este tipo de compras rápidas, pero transparentes y con los precios de referencia que establezca el Ministerio de Economía”, expuso la parlamentaria.

0