Hospitales San Juan de Dios y Roosevelt suspenden cirugías electivas

Las medidas de los médicos para presionar al Ministerio de Salud por una dignificación salarial ahora se extienden a la suspensión de las cirugías electivas en los dos nosocomios más grandes del país. Las consultas externas están limitadas desde hace siete días. 

Las consultas están limitadas para pacientes crónicos y adultos de la tercera edad, por el desacuerdo salarial de los médicos y el Ministerio de Salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las consultas están limitadas para pacientes crónicos y adultos de la tercera edad, por el desacuerdo salarial de los médicos y el Ministerio de Salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Mientras el ministro de Salud, Carlos Soto, dijo este lunes que mantiene el ofrecimiento de un bono único de Q4mil en diciembre, las consultas siguen limitadas en hospitales y centros de salud de diez departamentos desde hace una semana y a partir de este martes, las medidas de hecho se incrementarán.

En reuniones separadas, los médicos de los hospitales General y Roosevelt acordaron suspender por tiempo indefinido todos los procesos quirúrgicos que no representan un riesgo mortal para los pacientes, es decir, todas las cirugías que estaban programadas para los próximos días.

En la asamblea de este martes, el cuerpo médico activo, los médicos residentes y los profesionales de la salud del Hospital Roosevelt pidieron, además, la destitución del viceministro de Hospitales, Mario Figueroa, debido a intimidaciones hechas hacia el  personal profesional del nosocomio que ha participado en este movimiento. Dan 24 horas para que sea removido del cargo; de ello, depende la continuidad de las negociaciones con el Ministero de Salud. 

Las medidas buscan que el Ministerio de Salud pueda reconsiderar una mejora salarial, a través de una propuesta diferente a la ratificada este lunes por el jefe de la cartera durante el Gabinete de Gobierno.

“A la suspensión parcial de la consulta externa, se comenzará a restringir las cirugías electivas a partir de mañana, estas son cirugías que se pueden programar. Todo lo que se considere urgente se seguirá atendiendo”, dijo el médico Leopoldo Médica Spinola, del Hospital San Juan de Dios. 

La reunión de los facultativos también busca definir si aceptan o no el bono único de Q4 mil que ha ofrecido el ministro de Salud, así como la propuesta salarial que deben presentar en los próximos días al Congreso de la República, tal como se acordó en una mesa de diálogo efectuada el viernes último con diputados.

Lea también: Amparo obliga a garantizar la atención médica el próximo lunes

Preocupa situación

Ya son diez los departamentos donde se mantiene restringida la consulta externa en los hospitales, pues este lunes el Hospital Regional de Quiché anunció que se declara en asamblea permanente. 

Jordán Rodas, Procurador de Derechos Humanos, mencionó que está dispuesto a mediar entre el Ministro de Salud y la dirigencia de los médicos para llegar a una solución viable financieramente. “Si es necesario, incluso, sentarme en una mesa con el Presidente de la República. De mi parte no existe ningún empacho, todo lo contrario, pienso que la salud tiene que abordarse con una visión de Estado”. Además, indicó que es necesario e impostergable “hacer un pacto de nación en torno a la salud, y eso pasa por un acuerdo político”.

La diputada Sofía Hernández, presidenta de la Comisión de Salud y Asistencia Social del Congreso de la República, manifestó que “es responsabilidad del Ministerio (de Salud) llegar a acuerdos en beneficio de la población”, y que debe prevalecer el derecho a la vida y el acceso a servicios médicos.  

El viernes próximo, los médicos, el ministro de Salud y los diputados Karla Martínez y Julio Lainfiesta se volverán a sentar para llegar a un acuerdo definitivo con relación al tema de “dignificación salarial” del gremio de la Salud, y reanudar cuanto antes servicio para la población.

Mientras tanto, el director del Hospital General, Edwin Bravo, en una conferencia de prensa este lunes dijo que apoya la solicitud de los médicos de una dignificación salarial; sin embargo, no está de acuerdo con limitar las consultas por más tiempo como medida de coacción.

De acuerdo con Bravo, como alternativa para no dejar de atender a la población se crearían grupos de médicos que trabajen en turnos, así como el traslado de los enfermos a centros de salud que sí estén atendiendo. 

Contenido Relacionado

>Muertes por desnutrición aguda suben 79 por ciento

>Pacientes del Hospital San Juan de Dios esperan ocho días para obtener una cama

>Pacientes rebasan la capacidad de hospitales y centros de Salud