Sigue confrontación entre vecinos y alcalde de Villa Nueva

Los vecinos de Villa Nueva y el alcalde Edwin Escobar siguen sin alcanzar acuerdos que permitan frenar la manifestación que comenzó el viernes pasado por el aumento al servicio de agua entubada de Q25 a Q75.

Los manifestantes debieron habilitar el ingreso a la municipalidad de Villa Nueva debido a una orden de juez (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Los manifestantes debieron habilitar el ingreso a la municipalidad de Villa Nueva debido a una orden de juez (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Según el alcalde para hoy a las 7 horas se tenía prevista una mesa de dialogo con representantes de los inconformes y autoridades de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) en el salón 35 del centro de comercio, sin embargo no llegaron.
Ersindo Echeverría, representante de los vecinos, señaló que conformaron un comité de emergencia de 10 personas para dialogar con el alcalde, pero no estaban de acuerdo en que la reunión fuera en dicho lugar, sino en el centro de Villa Nueva donde se encuentra la manifestación, por tal razón no acudió.

Amparo

Ayer por la noche el Juzgado de Primera Instancia Penal de Villa nueva, ordenó desalojar a los manifestantes que según Escobar no permiten el ingreso de los trabajadores a la muni. Este martes un contingente de la Policía Nacional Civil llegó lugar de la protesta.
La orden judicial obligó a los manifestantes a permitir el ingreso de los empleados al edificio.
El alcalde insiste en que el grupo que protesta buscan poner su agenda político-partidista “para mediatizar estos eventos infortunados”.
Escobar explicó que no se opone a la manifestación, pero si a que violenten los derechos de las personas a trabajar y a acudir a efectuar trámites a la municipalidad.
 

Por su parte Echeverría señaló que cuando el alcalde habla de que son un grupo político es una mentira, porque ellos son el pueblo y no están de acuerdo con el incremento al servicio del agua.
Escobar precisó que el Concejo no dará marcha atrás a la decisión de aumentar el servicio de agua, explicó que no continuarán subsidiando a un grupo de vecinos, mientras otros pagan Q100 por un tonel de agua al día o cancelan más por estar en una colonia privada o tener un contador que mide el consumo.

La municipalidad de Villa Nueva pierde Q40 millones mensuales por subsidiar a unos 22 mil usuarios que no tienen contador dijo Escobar.