Sobreprecios de medicinas afectan a hospitales y a pacientes graves de covid-19

El sobreprecio en los sedantes para atender a los pacientes graves es causa del desabastecimiento de medicamentos en los hospitales covid-19 que obliga a muchas familias a adquirirlos por cuenta propia.

Publicado el
Cuando no hay medicamentos en los hospitales, las familias cubren los costos que pueden llegar a subir los Q30 mil (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Cuando no hay medicamentos en los hospitales, las familias cubren los costos que pueden llegar a subir los Q30 mil (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Cada tres semanas aproximadamente, los médicos de los hospitales que atienden a pacientes covid-19 entran en crisis al ver que no pueden atender a los pacientes graves de covid-19 por falta de sedantes que los ayuda a intubarlos cuando necesitan de urgencia oxígeno.

La última vez que protestaron fue el miércoles 21 de julio y antes de eso fue el 17 de julio. En ambas ocasiones se vieron rebasados de pacientes que estaban graves, tenían poco personal y medicamentos.

Actualmente el abastecimiento en estos hospitales ronda el 77 por ciento para medicamentos y el 78 por ciento para oxígeno. Aunque pareciera que están suministrados casi en su totalidad, son los medicamentos de extrema necesidad los que hacen falta.

El viceministro de hospitales Francisco Coma, aseguró que en los próximos días estarán ingresando nuevos lotes de medicamentos como el propofol y el midalozam a los hospitales, por lo que el porcentaje de abastecimiento subirá.

Aunque esto es cierto, la cantidad que adquieren los hospitales alcanza para dos o tres semanas si el flujo de pacientes sigue siendo la misma que ahora y una de las razones por las que no hay suficientes medicamentos es por los sobreprecios que han afectado a los hospitales y que, por consiguiente, afecta alas familias que se ven obligadas a conseguirlos en las farmacias y al triple de precio que lo normal.

Médicos del hospital temporal del Parque de la Industria confirmaron que poco a poco los han ido abasteciendo de oxígeno y sedantes, además que llegaron nuevos médicos y enfermeros para atender a la población.

El Hospital Regional de Zacapa adquirió 4,332 ampollas de 20 ml de Propofol, mientras que el Hospital Temporal de San Benito, Petén adquirió 1,955 ampollas de 3ml de midazolam.

Según un médico internista que ha trabajado en la administración de estos hospitales, la cantidad comprada alcanza para 12 días máximo. De esta forma y si no se adquieren más medicamentos, los hospitales se volverán a declarar en crisis en tres semanas.

El sobreprecio

El viceministro ha explicado en varias ocasiones que parte del desabastecimiento se debe al excesivo aumento del precio de estos medicamentos.

Lee también: “El dinero no siempre llegó a quienes lo necesitaban” y otros preocupantes hallazgos de la pandemia en Centroamérica

Según información de la Unidad de Gestión Logística del Ministerio de Salud Pública y Asistencia (MSPAS) en el Propofol y en Fentanilo de 10 ml hay un sobreprecio del 133%. En el 2020 tenían un costo de Q11.95 y Q14.99 cada uno respectivamente, mientras que ahora están a Q16 y Q20.

El fentanilo de 2 ml pasó de Q8 a Q20, la dexmedetomidina estaba a Q137 y ahora está a Q455.73 siendo el medicamento que más aumento ha tenido. Mientras que la midazolam antes estaba a Q19 y ahora está a Q39.94

“Esto nos dificulta mucho porque tenemos un sistema de compras que usa términos y precios de referencia establecidos por el INE”, explica Coma. Además, esto también afecta para las compras directas ya que adquieren menos medicamento por el mismo presupuesto.

Pero los sobreprecios no afectan únicamente a los hospitales, ya que al estar estos sin suministros, son las familias las que deben salir a conseguirlos.

Pero la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (DIACO) anunció que también las farmacias están vendiendo los medicamentos a precios excesivos. Según la lista de precios proporcionada por esta instancia, las farmacias han llegado a dar la azitromicina de 500 mg en tableta a Q172 mientras que el costo promedio es de Q39. La desloratadina de 500 mg también subió de Q38 a Q137.

Mayra Soto, directora de la DIACO, informó que, además de la supervisión a las farmacias, hicieron una visita a cinco hospitales privados de la capital y establecieron que uno de ellos subió excesivamente los costos para la atención en intensivo.

Es por ello que tomarán acciones contra estas empresas, aunque no dijo cuándo ni específico qué acciones.

Mientras tanto, la diputada Lucrecia Hernández de la bancada Semilla, recordó la importancia porque se ponga precios tope a los medicamentos, en especial a los sedantes que son necesarios en estos momentos de pandemia.

“La idea de establecer precios máximos no solo impactaría al sistema de salud público, sino al Seguro Social y a los hospitales privados al lograr que se reduzcan los costos”, explicó.

La solicitud de poner precios máximos se hizo al Ministerio de Economía, que es el facultado de hacerlo a través de un acuerdo gubernativo. “No entendemos por qué el ministro no quiere hacer esto, cuando el año pasado sí decidieron hacerlo con una lista grande y ahora solo se le está pidiendo regular seis medicamentos”, agregó.