Un Domingo de Resurrección atípico en El Calvario: con dos feligreses por banca y uso obligatorio de mascarilla

El primer Domingo de Resurrección en tiempos de pandemia congregó a feligreses con varias medidas de seguridad.

Feligreses celebran la misa del Domingo de Resurrección en la Parroquia de El Calvario. (Foto Prensa Libre: Byron García)
Feligreses celebran la misa del Domingo de Resurrección en la Parroquia de El Calvario. (Foto Prensa Libre: Byron García)

A pesar de que no hubo procesión, los creyentes tuvieron la oportunidad de apreciar a Jesús Resucitado de El Calvario en una misa que se celebró la mañana de este domingo 4 de abril.

Con dos personas por banca y uso obligatorio de mascarilla, los creyentes se reunieron en la iglesia para conmemorar uno de los eventos más importantes de la fe cristiana, el Domingo de Resurrección.

Además de la misa, la parroquia organizó una caravana vehicular que recorrió las calles del Centro Histórico de la ciudad de Guatemala.

Se trata de la fecha en la que Jesús resucitó, tres días después de haber sido crucificado en Viernes Santo y que marca el final de la festividad al cerrar el Triduo Pascual.

El distanciamiento social y el uso de mascarillas marcó el regreso de la celebración del Domingo de Resurrección. (Foto Prensa Libre: Byron García)

Una de las grandes celebraciones del cristianismo es sin duda la Semana Santa, que al igual que en 2020, este año está marcada por las restricciones a causa de la pandemia de coronavirus. La festividad conmemora la Pasión de Cristo: la entrada en Jerusalén, la última Cena, el Viacrucis, su muerte crucificada y la resurrección.

El Domingo de Resurrección celebra el regreso a la vida de Jesús. Tras el martirio vivido por Cristo que acabó con su crucifixión, el Señor regresó de la muerte cumpliendo el mandato divino de Dios, probando así que era el salvador de la humanidad.

La resurrección de Cristo marca uno de los eventos más importantes de la fe cristiana. (Foto Prensa Libre: Byron García)

En conmemoración de este evento, se organizan numerosas liturgias y procesiones en varios lugares del mundo para recordar los hechos que fueron narrados en la Biblia.

Con la llegada del primer caso de covid-19 al país, ocurrida el 13 de marzo de 2020, las actividades de Semana Santa quedaron suspendidas como parte de las medidas para evitar la propagación del virus, por lo que este año marca el resurgimiento de las actividades que conmemoran la pasión de Cristo.

Creyentes vuelven a celebrar la misa de Resurrección luego de que en 2020 se suspendieran las actividades a causa de la pandemia. (Foto Prensa Libre: Byron García)
Creyentes vuelven a celebrar la misa de Resurrección luego de que en 2020 se suspendieran las actividades a causa de la pandemia. (Foto Prensa Libre: Byron García)