Congreso rechaza intento de Álvaro Arzú en consulta a CC

El Congreso de la República rechazó anoche, por mayoría, las pretensiones del Partido Unionista (PU) para aprobar que el Legislativo envíe una consulta a la Corte de Constitucionalidad (CC) sobre la posibilidad de que el alcalde capitalino, Álvaro Arzú, pueda postularse como candidato a la Presidencia.

Publicado el
Diputados unionistas llevaron al Legislativo parte de las firmas que dijeron haber recolectado en apoyo a la candidatura de Arzú, pero el Congreso rechazó anoche entrar a conocer ese punto.
Diputados unionistas llevaron al Legislativo parte de las firmas que dijeron haber recolectado en apoyo a la candidatura de Arzú, pero el Congreso rechazó anoche entrar a conocer ese punto.

Los legisladores unionistas plantearon una moción privilegiada minutos después de iniciada la sesión, cuando apenas se había enviado una prórroga del estado de Calamidad a análisis de comisión y se había juramentado a Arturo Herrador, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en sustitución de Manuel Baldizón, quien solicitó permiso.

El diputado Mariano Rayo presentó la moción para alterar el orden del día y que se preguntara a la CC “si el ciudadano Álvaro Arzú, ex presidente en el período 1996-2000, puede participar en el próximo proceso electoral como candidato a la Presidencia”.

Esto se dio a pesar de que el artículo 187 constitucional establece la prohibición de reelección a la persona que haya desempeñado durante cualquier tiempo el cargo de presidente de la República.

Genera debate

La intención del PU generó un debate prolongado en el pleno con legisladores de varias bancadas, quienes manifestaron su rechazo a la consulta, mientras los unionistas Rayo, Gustavo Blanco y Pablo Duarte defendían su pretensión y atribuían el rechazo de los otros bloques a un temor de tipo político.

Rubén Mejía, de la Bancada Guatemala, calificó la petición de “ilegal” y de “un show político”. Expuso que la Constitución en su artículo 187 es clara al prohibir la reelección presidencial.

Por su parte, César Fajardo, del partido oficial, con leyes en la mano, pidió al Congreso abstenerse de aprobar la consulta.

El debate, que se inició pasadas las 16 horas, se prolongó por más de tres, y solo ocho de 136 diputados votaron a favor de alterar el orden del día.

Los unionistas ya habían tenido un revés cuando el Legislativo rechazó que ingresarán al hemiciclo parte de las 15 cajas con las firmas recolectadas a favor de la inscripción de Arzú.

Rayo calificó esa acción de “irrespeto al derecho de petición de más de 80 mil guatemaltecos”, así como a un “temor inmenso” a la posibilidad de que Arzú pueda participar en los comicios, “como lo demuestra el rechazo” del Partido Patriota, la UNE, Libertad Democrática Renovada, la Gran Alianza Nacional y el Frente Republicano Guatemalteco.