Decisión Libre 2015

Tres disputan pase a la segunda vuelta

Morales encabeza,  fortalecido  en áreas urbanas del interior y zona metropolitana, en tanto Baldizón y Torres le siguen muy de cerca, con fuerte apoyo del voto rural

Por la Redacción

A tres días de los octavos comicios generales de la presente era democrática está claro que no habrá ganador en la primera vuelta que se celebrará el domingo próximo, y que tres candidatos —Jimmy Morales, Manuel Baldizón y Sandra Torres— se disputan el pase a la segunda ronda electoral del 25 de octubre.

Si entre hoy y el alba del domingo no ocurre nada  que cambie la tendencia del voto válido, Morales, del partido FCN-Nación sería primero, con  25 por ciento de los votos válidos; Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Líder), segundo, con 22.9, y Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)  tercera, con 18.4.

Según la Encuesta Libre, que realizó la empresa Prodatos en 138 puntos muestrales del país, de acuerdo con el margen de error, que es de 3.1 por ciento, existe cercanía en la preferencia de  los tres, y esto les da la opción de pasar a la segunda ronda.

La Encuesta determinó el porcentaje de los tres punteros en relación con el voto válido, con el procedimiento que emplea el Tribunal Supremo Electoral. Si al resultado de esta medición se le aplica hacia arriba y hacia abajo el margen de error, se obtienen estos índices probables:  Morales entre 21.9 y 28.1; Baldizón, entre 19.8 y 26, y Torres, entre 15.3 y 21.5.

Una encuesta es una especie de fotografía del momento en que se recogieron los datos, que en este caso fue entre el 23 y el 29 de agosto, pero la tendencia permite inferir que si ningún suceso de alto impacto la cambia, ésta se mantendría hasta el domingo. Ese cambio puede ser, por ejemplo, un evento muy perturbador de la actual crisis política. 

Al respecto se recuerda lo que sucedió en España en 2004, cuando las encuestas daban como favorito al Partido Popular para las elecciones  del domingo 14 de marzo, pero atentados en una red de trenes, tres días antes, con saldo de 193 muertos y mil 858 heridos, influyen para el triunfo al Partido Socialista Obrero Español.

áreas fuertes

El domingo estarán de nuevo en juego las preferencias urbanas y rurales, el voto duro de contendientes como Torres, la alta sensibilidad ciudadana a los desaciertos de los políticos tradicionales que ha catapultado a Morales, y la capacidad de movilización de votantes que puedan exhibir Torres y Baldizón, en su disputa del voto de la “Guatemala profunda”, porque en el urbano y metropolitano es claro el predominio de Morales, quien a su vez tiene la ventaja de que ese voto se moviliza por sus medios a las urnas.

Baldizón arrastra el lastre de su mal manejo de la campaña, su  aislamiento, su recurrente victimización, el constante desacato a las autoridades electorales y la denuncia de corrupción y antejuicio en contra de su candidato a la Vicepresidencia, Édgar Barquín.  Torres, por su parte, carga con el descrédito de la corrupción en el régimen de Álvaro Colom y su cogobierno con éste, de manera autoritaria.





Desencanto

La frustración de los guatemaltecos por la conducta de los políticos se refleja en el índice de preferencia de los tres presidenciables mejor evaluados, quienes llegan a la primera vuelta con la aceptación más baja de las últimas cuatro elecciones generales.

En 1999, Alfonso Portillo llegó a la primera vuelta con 46.2 por ciento de respaldo, y Óscar Berger, con 29.6 (en segunda vuelta ganó Portillo); en el 2003, Berger llegó con 30.9, y Álvaro Colom, con 27.4 (en segunda vuelta ganó Berger) ; en 2007, Otto Pérez Molina alcanzó 31.8 y Colom 31.7 (en segunda vuelta ganó Colom), y en el 2011, Pérez Molina registró 42.6 y Baldizón, 26.2 (en segunda vuelta triunfó Pérez  Molina).

La Encuesta Libre detecta dos características de la votación del domingo que pueden asegurar las tendencias de los tres candidatos: el 69 por ciento de electores ya tiene decidido por quién votar, y de ese universo el 72 por ciento es de hombres y el 66 de mujeres. La otra particularidad es que el 79.8 por ciento definió su voto como seguro para Morales, 79.6 para Baldizón y 83 para Torres, lo que presagia una lucha cerrada para pasar a la siguente etapa electoral.

Segunda vuelta

Aunque faltan 52 días para la segunda vuelta y es incierto quiénes la disputarán, la Encuesta Libre anticipa tres escenarios que obviamente pueden cambiar influidos por el resultado de la primera vuelta y el desarrollo de la crisis política que agita al país.

Además de identificar que Baldizón ya no es el candidato puntero, la medición detecta resultados desfavorables para ese personaje en cualquiera de las posibilidades para la segunda vuelta, pues si la competencia es entre él y Torres, la candidata de la UNE sería la ganadora; si es con Morales, este también triunfaría por un margen abultado, y si es entre Morales y Torres, ganaría el ex comediante.