El Banco Mundial presta US$200 millones a Guatemala para desastres

El Banco Mundial aprobó un préstamo de 200 millones de dólares de Guatemala para fortalecer las capacidades del país en la gestión del riesgo y hacer frente al impacto de eventos catastróficos.

El material que baja del Volcán de Fuego en varias ocasiones ha dejado aisladas varias comunidades asentadas en las cercanías del coloso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El material que baja del Volcán de Fuego en varias ocasiones ha dejado aisladas varias comunidades asentadas en las cercanías del coloso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El directorio ejecutivo del organismo dijo este martes que este préstamo para “políticas de desarrollo” aumentará la capacidad de Guatemala para “movilizar recursos rápidamente luego de eventos naturales adversos o de emergencias de salud y para apoyar la modernización del marco legal e institucional del país para gestionar riesgos de desastres y climáticos”.

Estos fondos, que cuentan con una opción de desembolso diferido ante catástrofes (CAT DDO, por sus siglas en inglés), suponen recursos “inmediatos” para actividades de respuesta y recuperación luego de eventos de alto impacto como terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y huracanes, o emergencias de salud como brotes de enfermedades contagiosas.
“La CAT DDO se activaría y desembolsaría fondos tras una declaratoria oficial de Estado de calamidad pública, de acuerdo con la legislación nacional”, explicó el Banco Mundial.

“Con el apoyo del Banco Mundial, podemos seguir impulsando que Guatemala pueda adaptarse a los cambios ante las amenazas naturales y así reducir la vulnerabilidad a la que pueden estar expuestos los ciudadanos”, dijo el ministro de Finanzas Públicas de Guatemala, Víctor Martínez.

Este préstamo, que tiene un vencimiento final de 25 años, incluido un período de gracia de 10, “refleja el compromiso del Gobierno para la diversificación de instrumentos financieros de riesgo de desastres”, indicó la entidad.

En este sentido, la representante del banco en Guatemala, Homa-Zahra Fotouhi, recordó que Guatemala está entre los países más afectados por eventos catastróficos, los cuales implican “impactos financieros significativos y pueden afectar negativamente los esfuerzos para reducir la pobreza”.

“Un marco moderno para la gestión de riesgos y una opción viable de fondos inmediatos en caso de emergencias permitirán al gobierno responder a necesidades urgentes, a la vez que le permitirá mantener la prestación de servicios públicos vitales, en particular para los más vulnerables”, aclaró.

2

Gustavo Ramirez Hace 6 meses

Esta gente es inteligente, sabe donde hace préstamos, aún sabidos de que los que administran ese dinero lo que menos tienen es experiencia en manejar 1,600,000.00 de quetzales y que si saben donde robarselos. Si en verdad quieren ayudar a nuestro pais lo primero que deberían pensar que el pueblo es el que pagara ese préstamo, eso es usura

Francisco Gutierrez Hace 6 meses

Este tipo de financiamiento debe de utilizarse como preventivo para evitar y/o contrarrestar desastres; lo realizan o ejecutar cuando el desastre esta presente, esto perjudica el desarrollo del país y consecuentemente de sus habitantes porque es un préstamos de carácter reembolsable.