Excavaciones podrían validar leyenda altense

La verdad sobre la existencia de la acrópolis 8 —cuya palabra en griego significa extremo o ciudad—, del Señorío Quiché sobre la que fue edificada la ciudad de Quetzaltenango será despejada a partir de la próxima semana, ya que el Instituto de Antropología e Historia (Idaeh) autorizó que se retomara la excavación bajo el edifico del Instituto Normal para Varones de Occidente (Invo).

Según cronistas locales, existe la leyenda de que bajo este establecimiento está la entrada a una serie de túneles, conocidos como Catacumbas del Invo.

La oficina municipal del Centro Histórico inició las excavaciones en marzo del 2009, pero por no contar con la autorización del Idaeh fue obligada a suspender los trabajos y hacer la solicitud respectiva.

La semana última, el síndico Carlos Prado informó que el departamento de Monumentos Prehispánicos del Idaeh autorizó las excavaciones, con lo que se podrá confirmar la verdad sobre una de las crónicas más contadas por los quetzaltecos.

Prado expuso que de encontrarse las catacumbas no solo se confirmaría la leyenda, sino que el acontecimiento causaría el incremento del flujo turístico en esta ciudad. Despertaría también el interés de estudiosos —antropólogos, arqueólogos e historiadores—.

Los trabajos serán supervisados por la supervisora regional del Idaeh, la antropóloga Zoila Calderón, quien no quiso hacer conjeturas sobre las excavaciones: “No adelantaré comentarios hasta que los trabajos finalicen”.

Señaló que la autorización es clara, y que está limitada solo a la búsqueda de los túneles.

El antropólogo Daniel Matul indicó que desde hace tres años investiga, junto a su homólogo Rony Alvarado, la historia de Quetzaltenango, y según datos preliminares los túneles serían pasadizos que conducían a la acrópolis del señorío quiché occidente. “Creemos que conducen al altar mayor de la catedral de la ciudad, donde estuvo el principal centro ceremonial de los quichés”, refirió Matul.

Otro dato de la pesquisa es que en un sector de la 12 avenida fueron hallados restos de una edificación. “Con los datos que tenemos, creemos que esos restos pertenecen a la muralla de Xelajú”, comentó el investigador.