Fallece barítono Luis Felipe Girón

El gremio artístico lamenta el deceso de la figura más representativa del bel canto del país, Luis Felipe Girón May, quien falleció ayer en su residencia, en la zona 14.

Publicado el
Luis Felipe Girón May   interpreta una melodía, durante uno de sus  últimos conciertos, el 6 de agosto último, en Paseo Cayalá
Luis Felipe Girón May interpreta una melodía, durante uno de sus últimos conciertos, el 6 de agosto último, en Paseo Cayalá

“Quiero ser recordado algún día como un cantante que soñó con dejar y tener una compañía de ópera en el país (…). No hay voces eternas, mas sí conocimientos profundos”, expresó Girón May en una entrevista con Prensa Libre, en el 2002, sueño que finalmente logró.

Su voz es considerada por muchos como una de las más virtuosas de las artes guatemaltecas. “Lo conocí desde que tenía 16 años, vi su nacimiento como cantante. Fue el primer artista al que le di el premio Revista de Naciones —hoy Premio Artista del Año—, hace 33 años”, recuerda la promotora cultural y periodista María Eugenia Gordillo, quien describió la calidad artística de Girón May como “incomparable”.

Lo mismo opinó Geraldina Baca-Spross, presidenta de la Organización para las Artes Francisco Marroquín, amiga del barítono por casi 35 años.

“Es casi imposible decir que esa voz será sustituida o que vendrán otros mejores. Él sembró para Guatemala un aporte cultural realmente inconmensurable. Siento en todo el corazón y en toda el alma esta pérdida. Su legado lo llevaré presente por siempre”, refirió.

Baca-Spross también explicó que el virtuoso tendría el concierto Verdi 200, el próximo 22 de agosto, en el que compartiría talento junto a los italianos Gianfranco Bortolato, Andrea Bacchetti y la guatemalteca Tita Maegli. “No podemos sustituir su gran talento, pero sí podremos dedicar el concierto a su enorme trayectoria”, expuso.

El maestro y director orquestal Ricardo del Carmen Fortuny, quien tuvo la oportunidad de trabajar artísticamente con Girón May, manifestó: “Tuve la oportunidad de dirigirlo en el oratorio Cristo en el Monte de los Olivos, de Beethoven, y su voz fue simplemente maravillosa. Sin dudarlo, fue uno de los grandes valores de nuestro arte nacional”.

La figura representativa del bel canto, quien cantó 50 papeles estelares en 61 ciudades del mundo, aún mostró su talento el pasado miércoles 14, en un concierto ofrecido en la Embajada de México.

“Ver a una figura reconocida y galardonada a nivel internacional siempre es impresionante. Lo vi el pasado miércoles y me gustó verlo en forma y notar siempre su profesionalismo y energía. Siempre recordaré su alma de músico y su capacidad para lograr notas perfectas”, dijo Héctor Palomo, alumno del maestro de canto.

El cuerpo de Girón May fue encontrado en un área de su residencia.

Al cierre de esta edición las autoridades aún realizaban las investigaciones para establecer las causas de su fallecimiento.

Talentoso y virtuoso

“El maestro es irremplazable, tendrán que pasar muchos años para que alguien llegue ese nivel. No pierde solo Guatemala, sino el mundo entero. Ahora nos queda continuar con ese magnífico legado”, dijo Héctor Palomo.

Pérdida mundial

“Luis Felipe Girón May es un ícono del arte de Guatemala, ojalá el Ministerio de Cultura le rinda el homenaje que merece. Su pérdida no es solo para  los guatemaltecos, sino para el mundo entero”, expresó María Eugenia Gordillo.

Recorrido

Nació en Guatemala, el 18 de abril de 1952.

Egresó como Summa Cum Laude y medalla de oro  del Conservatorio Giuseppe Verdi, de Milán, Italia.

Entre sus múltiples reconocimientos cuenta con la Orden del Quetzal.

Las obras que interpretó incluyen Macbeth, Aída,  Don Giovanni,  La Boheme, Tosca, La Traviata y Madam Butterfly.

Dirigió Art Academia de bel canto.