Falsifican documentos para robar propiedades

El Ministerio Público (MP) ha detectado que estructuras delictivas utilizan como nueva modalidad la falsificación de cartas de pago para estafar y robar a propietarios de inmuebles y a bancos, a fin de engañar al Registro General de la Propiedad.

Descubren nueva modalidad de estafa.
Descubren nueva modalidad de estafa.

Una de las modalidades que ha descubierto la Agencia Especial de Investigación de Estafas al Registro, de la Fiscalía Distrital Metropolitana, es la falsificación de documentos, con los cuales los delincuentes liberan propiedades que están hipotecadas.

La Fiscalía ha recibido al menos 200 denuncias donde se evidencian métodos similares para cometer estos robos.

Un investigador indicó que casos como estos han aumentado, y en muchas ocasiones las víctimas son instituciones bancarias que han prestado grandes cantidades de dinero por las cuales se dejan inmuebles como garantía.

De acuerdo con las pesquisas del MP, los delincuentes consiguen liberar las hipotecas y venden de inmediato los inmuebles, y cuando los acreedores se dan cuenta ya no existe la hipoteca que garantizaba el pago.

“Los bancos han tenido pérdidas millonarias con este tipo de estafas”, aseguró el investigador.

Esta forma de estafar se evidenció con la captura de la abogada Elba Osiris Mazariegos, de 51 años, el 1 de agosto último, cuando pretendía retirar la hipoteca de un lote ubicado en Vista Hermosa, de San Pedro Sacatepéquez, con un documento donde aparecía la firma de una persona que había muerto hacía 13 años.

De acuerdo con el MP, esta aprehensión se logró después de que un empleado del Registro verificó en el sistema el nombre de quienes firmaron en el documento y determinó que quien aparecía como deudor había fallecido en 1999.

La propiedad fue hipotecada en 1998 por Q16 mil, y en el documento falsificado se establecía que la deuda había sido cancelada este año.

De otra forma

También se ha determinado que los estafadores trasladan a su nombre bienes de manera irregular y después los dejan como garantía en instituciones bancarias.

Cuando obtienen el dinero no pagan las deudas y dejan que los bancos ejecuten la hipoteca.

Cuando los verdaderos dueños se dan cuenta, su inmueble está inmovilizado o ya ha sido rematado por los bancos, para recuperar el dinero prestado.

Otra modalidad que existe para cometer estafas por medio de propiedades es que las mismas víctimas son victimarias.

La Fiscalía investiga uno de estos hechos en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, donde una pareja denunció que su terreno había sido hipotecado sin su autorización.

Según las pesquisas, el inmueble se dio como garantía hipotecaria por un préstamo de Q1 millón.

Sin embargo, el caso dio un giro inesperado cuando el peritaje de grafotecnia a las firmas que aparecen en el documento determinó que una de estas era del esposo y la otra, de la esposa, aunque fue falsificada, por lo que aún se investiga.

Aunque son pocos los casos de este tipo que conoce la Fiscalía, se ha determinado que los terrenos o viviendas son negociados por los mismos dueños, quienes después de que cobran presentan un amparo para recuperar los inmuebles y dejar sin efecto la escritura.

Según las averiguaciones, los propietarios hacen que familiares firmen por ellos, para que cuando se hagan los peritajes se determine que las firmas son falsas.

“Se quedan con el terreno y el dinero prestado”, afirmó un investigador.

Una recomendación que dan los investigadores es que en el momento de comprar un inmueble se debe verificar su estado en el Registro de la Propiedad y se debe tener cuidado cuando los inmuebles han tenido muchos movimientos en corto tiempo.

Medidas efectivas

La registradora general de la Propiedad, Anabella de León, explicó que este año han capturado en esa institución a cinco personas que han intentado operar con los métodos descritos. Además se han presentado 35 denuncias por robo de propiedades.

También fue contratado un grafotécnico, que se encarga de revisar documentos sospechosos.