Fuego arrasa más de 600 locales en La Terminal

Millonarias pérdidas dejó el incendio de ayer en el mercado de La Terminal, zona 4, el cual comenzó a la 1.30 de la madrugada, y arrasó con más de 600 negocios. Se reportaron seis vendedores lesionados y 12 socorristas intoxicados.

tras varias horas de ardua labor, socorristas se ven agotados.
tras varias horas de ardua labor, socorristas se ven agotados.

Diez horas necesitaron los bomberos para sofocar el fuego, que consumió puestos de granos básicos, ropa, zapatos, abarrotes, carnes, verduras y frutas.

A pocos minutos de que los inquilinos se enteraron del incendio, intentaron sofocar las llamas con cuanto medio estuvo a su alcance.

Sin agua

Su frustración comenzó cuando no encontraron agua, y culparon a la comuna por ello.

Al llegar los bomberos, el fuego ya era incontrolable. Una gigantesca cortina de humo se elevaba al cielo, y podía observarse desde varios sitios de la capital.

A las 5 de la madrugada, los socorristas se quedaron sin agua para contener las llamas, y se requirió de una hora para volver a abastecerlos.

Cisternas de empresas privadas y de la municipalidad capitalina apoyaron a los bomberos. También llenaron los recipientes de las personas que insistían en ayudar a los socorristas.

Se escucharon múltiples explosiones de cilindros de gas y gritos de propietarios de los locales mientras intentaban rescatar su mercadería.

“Creemos que hubo mano criminal en el incendio. Se quemaron locales de venta de zapatos, ropa, telas y granos básicos. Mucha gente que aquí ha nacido y crecido ahora se quedó sin nada. Ojalá el Gobierno nos ayude, porque nos quedamos en la calle”, dijo Marta Mejía, dirigente del segundo piso del mercado.

“Tengo 25 años de vender aquí, pero ahora todo nuestro trabajo, toda nuestra venta, se quemó”, expresó Irma Santos, comerciante afectada.

Mario Cruz, vocero de los Bomberos Voluntarios, indicó que otro de los problemas fue la gran cantidad de vendedores que intentaban rescatar sus pertenencias, pues eso obstaculizó el trabajo de los cuerpos de socorro.

“Les dijimos que los bomberos controlarían el incendio, pero se metían y andaban en los techos, y eso causó que dos personas cayeran, y resultaron con trauma craneal”, explicó.

Agregó que otras personas resultaron con quemaduras de primero y segundo grados, al hacer contacto con plásticos derretidos. Otros se cortaron las manos con láminas.

Julio Dougherty, comandante de los Bomberos Municipales, expuso que al descombrar encontraron dos granadas. Eso causó temor, pues podía haber más artefactos que originaran una tragedia.

460 socorristas

Para sofocar las llamas participaron 200 bomberos voluntarios, 125 municipales y 35 municipales departamentales.

El primer obstáculo para controlar el fuego fue la falta de agua.

En algunos casos, cuando los socorristas intentaron usar los hidrantes o tomas de agua, se percataron de que estos estaban obstruidos por los puestos de venta.

Cruz comentó que su institución utilizó todos su abastecimiento, y se surtió de agua en un hidrante de la zona 9.

También la Empresa Municipal de Agua y compañías privadas proporcionaron líquido.

Otra dificultad para los socorristas fue el difícil acceso al sitio donde se concentró el fuego, debido al desorden de las ventas dentro del mercado.

Hasta ayer, ningún cuerpo de socorro sabía con exactitud qué originó el fuego.

Se supone que un cortocircuito en el sector de especias habría comenzado el siniestro.

Carlos Sandoval, vocero de la Municipalidad, dijo que la aseguradora El Roble informará del dato exacto de locales consumidos por las llamas y a cuánto ascienden las pérdidas.

La comuna capitalina en el 2013 adjudicó a El Roble un seguro contra incendio y líneas aliadas para los 23 mercados municipales por Q311 mil 31.52.

Héctor Cifuentes, secretario de la comuna, informó que el seguro solo incluye la infraestructura municipal.

En el caso del mercado de La Terminal, explicó, es muy difícil determinar los productos que se expendían.

Ofrecen apoyo

A las 9.30 horas llegaron al mercado el presidente Otto Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti, después de haber efectuado un recorrido aéreo.

El mandatario manifestó: “Vimos que prácticamente se destruyó todo”.

Los vendedores le pedían a gritos a Pérez Molina la reconstrucción del mercado. En conferencia en el lugar ofreció apoyo mediante el Ministerio de Desarrollo.

Más tarde, en la Casa Presidencial, el gobernante indicó que la ministra de Finanzas, María Concepción Castro, identificaba recursos, y podría tratarse de una línea de microcrédito de Q5 mil a Q50 mil, así como trasladar fondos al Ministerio de Desarrollo.

Al lugar también llegó el alcalde Álvaro Arzú, y los vendedores se indignaron cuando les ofreció la Central de Mayoreo para reubicarse.

Asimismo, el Congreso de la República aprobó ayer un punto resolutivo en el que insta al Ejecutivo a declarar de urgencia nacional la reconstrucción del mercado de La Terminal.

La Empresa Eléctrica informó que dejó sin fluido eléctrico el mercado por protocolo de seguridad.

A las 19 horas surgieron tres conatos de incendio, por lo que los socorristas movilizaron seis motobombas para sofocar nuevamente las llamas.

Anoche, mil 300 soldados resguardaban el área del siniestro.