Justicia

Hijo y hermano del presidente Jimmy Morales enfrentarán juicio

La jueza sexta penal, Silvia de León, envió a juicio al hijo y al hermano del presidente Jimmy Morales, así como a la exregistradora general de la propiedad, Anabella de León, por el caso conocido como Botín Registro de la Propiedad.

Por Jerson Ramos y Willian Cumes

José Manuel Morales y Samuel Morales en la audiencia. Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano.
José Manuel Morales y Samuel Morales en la audiencia. Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano.

José Manuel Morales y su tío Samuel Morales enfrentarán juicio por el delito de fraude en forma continuada, mientras que la exregistradora por el delito de peculado por sustracción. 

Samuel Morales Cabrera no enfrentará juicio por lavado de dinero, ya que la juez consideró que el Ministerio Público (MP) no presentó los indicios que acreditaran ese ilícito.

La jueza de León también envió a debate a 21 implicados más, entre ellos Abdi Sucely Estrada García y a su esposo Mario Orellana, padres de la exnovia de José Manuel Morales, por los delitos de fraude y lavado de dinero, respectivamente.

"No se juega con la administración pública. No era un like -en Facebook- el que usted estaba dando", le dijo la jueza a José Manuel al emitir sus argumentos para enviarlo a juicio.

"Yo no le estoy diciendo, José Manuel, que usted se quedó con ese dinero", recalcó la juzgadora. 

La jueza de León declaró sin lugar la petición de los familiares del presidente de resolver el caso por la vía administrativa.

Asimismo, rechazó las solicitudes para excluir del proceso a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Contraloría General de Cuentas y Procuraduría General de la Nación (PGN).

Anabella de León y otros implicados en la carceleta del juzgado. Foto Prensa Libre: Érick Ávila.
Anabella de León y otros implicados en la carceleta del juzgado. Foto Prensa Libre: Érick Ávila.

La jueza benefició a Joam Ponce Sánchez, administradora de la empresa Fulanos y Menganos, y declaró el cierre del proceso en su contra.

"Usted era utilizada por su familia, que le puso de administradora única, pero no le informaba nada", le dijo de León.

Además, ordenó al Ministerio Público (MP) investigar al restaurante Fulanos y Menganos por acciones ilegales cometidas por otras personas.

El caso

José Manuel Morales y Samuel Morales son sindicados de haber participado en tres adjudicaciones públicas en el Registro de la Propiedad en 2013 por un valor de más de Q200 mil.

Su aparición en el caso se dio luego que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) recibiera una denuncia hecha por la Contraloría General de Cuentas (CGC) sobre 564 desayunos que nunca se sirvieron. El monto de este servicio fue de Q90 mil. La empresa que lo facturó fue Fulanos & Menganos.

El hermano del presidente, Sammy Morales, reconoció en septiembre último que él hizo "un favor" a su sobrino al darle la factura de los desayunos. Por lo que la investigación determinó que ambos parientes del mandatario estaban involucrados en actos de corrupción en el Registro de la Propiedad.